Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

06
Oct 2011
AnálisisOpinionesSoftware

Metro: ¿Un tiro el centro de la diana, o en el pie?

 

La primera vez que vi Metro con mis propios ojos fue algo contradictorio. Por una parte era algo fresco y nuevo, por otra parte… ¿como podían llamarlo Windows si no tenía ventanas?

¿Es una buena idea un cambio tan radical, o es algo necesario? Miremos mas de cerca…

 Hay que reconocerlo: el iPhone y el iPad cambiaron en la gente la concepción del interface táctil.

Táctil viene de tacto, uno de los cinco sentidos. Pero lo único que sentía el usuario era el fino tacto del engorroso estilo. Aparte de que se perdían con facilidad, algunos eran tan finos que se escurrían de entre los dedos si había humedad en el ambiente. Y la pantalla ni tocarla, que se mancha.

Pero llego Apple y desterró los estilos. Ahora se podía manejar con los dedos. Si, «los». Los gestos multitáctiles fueron parte del éxito, y al mismo tiempo la razón del fracaso del UMPC.

Porque… ¿Cual fue la razón de su fracaso? Aparte del hardware y el precio, claro. ¡El interface!

Siempre que le enseñaba el UMPC a un amigo, siempre reaccionaba igual: con asombro. Y siempre que lo invitaba a trastear con él, su reacción era la misma: entrecerrar los ojos y acercarse la pantalla.

El escritorio es genial para una pantalla de 14′, pero fatal en una de 7′. Hace falta tener vista de entomólogo para ver según qué cosas y destreza de relojero para manejar el estilo. Los botones son pequeños y están pagados unos con otros, lo ideal para manejarlo con la yema del dedo.

Si amigos, la dejadez de los programadores (empezando por Microsoft) por no hacer adaptaciones al entorno táctil fue uno de los que señaló por donde se iba al olvido…

...y a las pruebas me remito...

…hasta ahora. Ballmer y sus amigos han dado un puñetazo en la mesa, golpe de timón o cualquier otra frase hecha para solucionar esta carencia. La solución se llama Metro.

¿Conseguirá dar en la diana? Veamos alguna de las características de Metro con las que esperan triunfar:

Metro: Botones grandes y fáciles de localizar. Desplazamiento lateral. Podemos arrastarlos hasta donde nos de la gana. Con el botón derecho, podemos quitarlos de Metro (como quien quita una chincheta), desinstalarlos, o cambiarles el tamaño.

Hubs vivos: Ya no hace falta entrar en las aplicaciones de noticias, tiempo, etc. Con ver su «icono» podemos saber las novedades a modo de titulares. 

Uniformidad: En otros sistemas, los botones de cada aplicación son de su padre o de su madre. Cambia la forma, el color y hasta la ubicación. Microsoft ha decidido que todos iguales: botones redondos, trazo blanco grueso sobre fondo negro (o cualquier otra combinación de contraste), con simbología más o menos universal.

Los símbolos del Internet Explorer 10 METRO

En algunos lados echo en falta lo que en el Windows Phone 7 yo llamo los tres puntos mágicos. Son unos puntitos, que al tocarlos te muestran una leyenda debajo de cada botón indicando lo que hacen, mas otras opciones disponibles. Supongo que lo incluirán en futuras versiones.

Los tres puntos mágicos en acción en el Office del WP7

Teclado virtual: El de Xp era insufrible, el de W7 no estaba mal, pero el de Metro es perfecto. Ocupa toda la pantalla de lado a lado, y al ser en blanco y negro, se ve mejor. Es el mismo del Windows Phone 7, que es una delicia (os lo digo yo). Tiene lo de siempre: si mantenemos pulsada una tecla, nos saldrán todas sus variantes.

Al parecer se podrán elegir dos tipos de teclados. (La foto no es mia)

Botón escritorio: Para contentar a los clientes habituales, no le han dado la espalda al escritorio de toda la vida, así podremos utilizar aquellas aplicaciones no optimizadas para metro (en sus respectivas versiones, x86 o ARM).

Pero todos estos aciertos son eclipsados por… ¡El botón de inicio!

Cuando alguien por primera vez prueba Metro, cuando accede al escritorio, lo primero que hace es darle al botón inicio para hurgar un poco y…

…volver a Metro. El botón inicio pierde todas sus funciones, para solo tener dos.

La primera es que si le damos al botón, nos iremos a la página principal de Metro. La segunda se activa al “estrellar” el puntero contra la esquina inferior izquierda (o Win+C). Lo que obtenemos es un escuálido menú con cuatro opciones, también conocido como Chamrs: Settings, para configurar la aplicaion abierta en ese momento, Devices, para ver lo que tenemos conectado, Share para compartir cosas y Search.

Quien te ha visto y quien te ve, menú de inicio...

¿Por qué lo han quitado?

Pues no lo han hecho porque si, ni han actuado ni a tontas ni a locas. Se basan en estudios hechos en su laboratorio.

Según Microsoft, sus estadísticas indican que el botón inicio ha ido perdiendo uso con el paso de los años. Muestra información limitada, y las aplicaciones más utilizadas las coloca el usuario en la barra de tareas para lanzarlas con un solo clic.

Microsoft asegura que Metro es mucho mejor, y en su blog oficial intenta convencernos.

Para empezar, se podrán hacer agrupaciones de azulejos por temas, como «Juegos», «oficina», «audio», etc. No solo se enlazarán aplicaciones, sino también carpetas, documentos, contactos, y hasta porciones de texto. ¿Se podrán colocar localizaciones como Windows Phone?

Como agrupaciones puede haber tantas como nos dé la gana, para optimizar su lanzamiento se podrá alejar el «zoom» para tener más grupos a la vista.

Metro, con el zoom para alejar los hubs y ver mas de golpe. Notese que estan agrupados por categorias, pudiendo ponerles nombre o no. (Imagen de Microsoft)

En pocas palabras, Metro en realidad es una barra de tareas a lo bestia.

¡Pero yo quiero mi menú de inicio! Pues no lo vas a encontrar. Según Alice Steinglass, administradora del grupo de programación del Núcleo de Experiencia Evolucionada, la función Search es mucho mejor.

Según en su blog, antes (más bien ahora) para buscar una aplicación, si en la búsqueda del inicio ponemos las primeras letras, solo nos mostrara dos o tres resultados, y si queremos más, tendremos que desplegar la lista, o terminar de escribir.

Alice Steinglass: "¿Ves como tengo razón? De ocho resultados, solo se ven dos..."

Con W8, como la búsqueda es a pantalla completa, tendremos casi todos los resultados a la vista, pudiendo filtrar entre aplicaciones, opciones de configuración y ficheros (podremos hasta buscar personas en las fotos si hemos etiquetado los caretos).

Misma búsqueda, pero mas resultados a la vista...

¿Y si no sé el nombre de la aplicación que busco? ¿Y si quiero mirar a ver que tiene?

Fácil. Le das a Search, y cuando seleccionas Apps, el fondo es sustituido por un listado de todas las aplicaciones instaladas, ordenadas en práctico orden alfabético.

Aplicaciones hasta aburrir.

¿Y todo esto como se come?

Con el ratón, el teclado (Win+Q) o si lo prefieres con los dedos.

Cosa curiosa. Al darle al Search, tenemos un listado con las aplicaciones con motores de busqueda. Si las seleccionamos, podemos, por ejemplo, buscar algo con el Internet Explorer, en la tienda de aplicaciones o en nuestras redes sociales.

En el blog oficial reconocen que el interface aun no está completo, y que la presente versión es para que los desarrolladores trasteen con ella.

Cuando alguien está acostumbrado a algo que le funciona, no le gusta que se lo toquen. He de admitir que durante un tiempo me resistí a pasarme al Windows 95. Con el MS-DOS estaba la mar de cómodo, y lo de las ventanitas, me pareció una chuminada. Y aunque es cierto que escribir comandos tenía sus ventajas que se perdieron con Windows, también se ganaron muchas otras. El balance salió positivo.

Tal vez en Metro resida la respuesta a la tan cacareada pregunta de ¿necesitamos Windows 8?

Si la idea es que una persona acostumbrada al PC maneje un Wintablet sin problemas, y alguien habituado a las tabletas utilice un ordenador de escritorio como si tal cosa, la respuesta es SI. 

Lo que es indiscutible es que lo táctil ha venido para quedarse. Una prueba de ello es el cazabombardero F-35. Solo tiene una pantalla. Táctil.

Cabina táctil del F-35. Es posible decirle a las bombas donde tienen que caer señalándoselo con el dedo en un mapa. Según Mike Skaff, de la Lockheed Martin, los niños que han probado el simulador ya lo dominan a los 15 minutos.

Hay que tener en cuenta que el Windows 8 que tenemos ahora ni siquiera es la beta. En abril se supone que disfrutaremos algo más maduro.

Los de Redmon están varios meses calentándose la cabeza buscando un interface válido y productivo tanto en modo táctil como con teclado y ratón. Están seguros de haberlo encontrado. Ahora solo queda que nos dejemos convencer. 

Según demostro nuestro compañero Mahjong, para los niños es un juego de… niños.

La verdad es que cuando lo pruebas por primera vez, al principio cuesta un poco, pero es como cuando te cambias de móvil. Los viejos vicios se resisten a desaparecer, pero a los dos o tres días, vuelas. Llevo un tiempo trasteando con él, y aunque le quedan cosas por pulir, promete… Realmente da sensación de fluidez, una vez comienzas a dominarlo.

Yo sin duda lo intentare con las sucesivas versiones. ¿Lo harás tú?

 

 

Por Exteban | 12 Comentarios | Etiquetas: , , , , , , , | Enlaza esta entrada
contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)