Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

21
Ene 2012
AnálisisDesarrollofuturoHardwareOpiniones

Los HP Slate, presente, pasado y… ¿futuro?

Sin pompa, sin circunstancia, ni bombo ni platillo… el HP Slate 2 está entre nosotros mes y pico y no ha levantado ni una cuarta parte de revuelo que su antecesor.
Pasa y entérate de lo nuevo de HP y su familia, sin la cual no se puede entender el concepto moderno de Wintablet. ¡Niños, a la pizarra!


La tableta HP Slate 2 es la sucesora del Slate 500. Como no podría ser de otra manera, actualiza el modelo anterior. Estas son sus características:

Llama la atención las diferencias con el anterior modelo: han cambiado el procesador Z540 a 1.86 GHz, por el Z670 a 1.5 GHz. A pesar de que el nuevo procesador tiene una velocidad de reloj inferior, cuenta con un chip de proceso gráfico que aligera la tarjeta gráfica, y memoria adicional. Consume 1 watio más, pero el consumo total de la tableta es inferior. Con la misma batería (no sustituible por el usuario) tienes seis horas de actividad, una más que con el modelo anterior. También tiene una tarjeta gráfica superior, la Intel Graphics Media Accelerator 600. El tamaño es casi idéntico, la RAM es de 800 MHz… ¡y vale 100$ menos! En España sale a la venta el modelo de 32Gb por 684€.

HP Slate 2. De no ser por uno de nuestros lectores (Pablete) me habría pasado desapercibida...

Este modelo se quedó fuera en el artículo de Wintablets a día de hoy en parte por su resolución. 1024X600 se queda fuera del mínimo para lanzar aplicaciones Metro. Puntualmente alcanza 1024X768.

No obstante, la Developers Preview de Windows 8 funciona al parecer en el Slate 500. En teoría, debería hacerlo también en este.

¿Cómo es posible que semejante maquina pase desapercibida? El termino Slate se ha devaluado. Nació para arrasar a Apple, y casi ni sale a la venta. Remontémonos al pasado y veamos que sucedió, y cómo moldeó el curso de la historia para que ahora estemos esperando el Windows 8…

TRES AÑOS ATRÁS
Podría decirse que la historia del HP Slate empezó (o recibió un empujoncito) en febrero de 2009, cuando salió la noticia de que Apple tal vez estaba pensando en fabricar una tableta, a pesar de que Steve Jobs dijera que no el año anterior. Lo que dio la pista fue la solicitud de patente de la utilización de interfaces multi-táctiles en teléfonos… y tabletas PC.

Aunque los rumores de la tableta de Apple habían existido desde siempre, ahora cobraban más fuerza que nunca. Todo apuntaba a que el «iSlate» llegaría más pronto que tarde. Seguramente Steve Ballmer aún tendría un amargo regusto al tener que tragarse sus propias palabras en relación al fracaso seguro del iPhone. ¿Ahora esos piojos resucitados iban a entrar en un mercado que ellos estaban tratando de conquistar? ¡Otra vez no! ¡Aquí hay que marcar la línea!

Volverían al mercado de las tabletas, y esta vez no le pillarian con el paso cambiado. Necesitaban un paladín, así que recurrieron a HP, uno de los pesos pesados de la informática.
HP llevaba tiempo diseñando un lector de libros digital, tanto, que cada vez se parecía más a un ordenador. Sería la plataforma perfecta. HP pondría el hardware y Microsoft el software.

¡QUE VIENE EL LOBO!
La «sorpresa» la dio Ballmer en persona en el CES 2010 el 7 de Enero. Presentó lo que sería la punta de lanza de una generación de tabletas con Windows 7 que inundaría el mercado ese año: el HP Slate.

Ni uno ni dos... ¡Tres prototipos de Slate!

No se dio ningún detalle técnico, solo se podía deducir que tendría pantalla multi-táctil, x86 y Windows 7 preinstalado. Las malas lenguas decían que se apresuraron unos días antes de la salida del iSlate para quitarle protagonismo, y al mismo tiempo ver lo que sacaban, para superarlo. Casi todos pensaban que sería una especie de Mac Air hecho tableta con Mac Os X.

Por aquella época, casi todos pensaban que la tableta de Apple sería algo así...

No importaba qué tipo de Tablet PC sacara Apple.  Microsoft, el amo del Ordenador Personal, podría hacerlo mejor. Días mas tarde, se presentó el iSlate (iPad a partir de ahora).

¿Tanto rollo para esto? ¡Un iPod Touch gigante! Sin USB, cámara, lector de tarjetas o puntero. ¡Y con un Sistema Operativo de juguete que no admite Flash! ¿Quién pagaría 629$ por el modelo base con 3G? No es de extrañar que a partir de ese mismo día (literalmente) el Slate 500 recibiese la muletilla de «iPad killer». Solo hacia falta esperar a Junio para ver la masacre. Pero para desgracia de HP y Microsoft, este es un mundo absurdo…

¡QUE NO VIENE LOBO!
Mientras veían con cierta preocupación como la popularidad del iPad subía como la espuma, HP publicó un par de vídeos al mes siguiente metiendo el dedo en la llaga: el Flash. HP estaba trabajando codo con codo con Adobe para ofrecer a sus clientes el Flash y el Air. ¿Movido además por una versión modificada de Windows 7?

Otro aspecto muy criticado del iPad en su día, el precio, también fue mostrado como un hecho diferencial negativo, pues el Slate sería más barato.
El 4 de Abril llegó, y el iPad se puso a la venta. «Misteriosamente» se filtraron las especificaciones del Slate a partir de unos documentos de HP a las pocas horas. Mucha más memoria RAM, más Gb. de Disco Duro, más velocidad de procesador, lector de tarjetas, salida de vídeo, Windows 7…
Pero estas buenas noticias quedaron eclipsadas por otra terrible. Pese a tener una pantalla más pequeña y una resolución inferior, consumía mucha más batería. ¡El iPad duraba el doble (10 horas) que el Slate (5 horas)! Eso sin mencionar que costaría 150$ más que el iPad, pues al final fue mas barato de lo esperado (499$ contra los 549$ teóricos del Slate). Bajo estas condiciones, ¿como podría ser un «iPad Killer»? Pero si la bofetada había dolido, el jarro de agua fría fue peor: descontenta por cómo iban las cosas, y por las malas críticas de los prototipos, HP cancelaba el Slate con Windows 7. ¡Y todo esto con el iPad en las calles desde hacía menos de un mes!
Como la noticia no se desmintió, se dio por confirmada.
¿Acaso HP tiraba la toalla sin ni siquiera empezar, o es que tenía en mente una alternativa?

¡QUE NO ES UN LOBO, QUE ES OTRA COSA!
HP tenia un «As» en la manga… ¡El «As» de WebOS!
WebOS es un sistema operativo diseñado para teléfonos móviles originalmente desarrollado por Palm, única empresa que presentó una batalla digna a Windows Mobile en el mundo de las PDA's.
Está diseñado para entornos táctiles, y se puede programar en HTML5, Java Script y CSS, evitando así tener que aprender un nuevo lenguaje.
Aunque estaba desarrollado a partir de Linux, no era software libre sino propietario. Y su propietario era Palm (sí, los productos basados en Linux no son gratis automáticamente).
Palm estaba pasando por una crisis, y HP la adquirió soltando nada menos que 1.200.000.000 $. Por supuesto, WebOS estaba en el lote. Fue justo un día después cuando saltó a la red la cancelación del Slate con WP7.
Tenía mucho sentido, pues, al parecer, Windows 7 no ofrecía una experiencia en tabletas tan buena como la del iPad, y solo funcionaba en las arquitecturas traga-watios de Intel.
Ahora con WebOS en su poder, podían presentar una tableta que aprovechara el desarrollo de Slate pero con arquitectura ARM.
Los rumores no se hicieron de esperar y Hurricane salió a escena. Era Mayo y ya todo el mundo decía que el Hurricane era igual que el Slate, solo

que con otro nombre (y otra arquitectura, otro sistema operativo…).

HP Hurricane. Slate por fuera, WebOS por dentro.

Cierto es que la cosa se retrasaba unos meses, y que por esas fechas se habían vendido 2.000.000 de iPad's, pero con el prometedor WebOS, la cosa cambiaría.
HP registró la marca PalmPad. Ya no había duda: tendríamos tabletas con WebOs.
Mientras tanto, Mark Vincent Hurd, CEO de HP, tras llevar la empresa a lo más alto, dimitió de su cargo por escándalo sexual y fraude. Catherine A. Lesjak ocuparía su puesto como CEO interina.

¡QUE NO ES OTRA COSA, QUE ES UN LOBO!
La sorpresa llego en Julio. ¡Slate con Windows 7 estaba vivo! Esta vez no eran rumores, la web de Slate seguía actualizándose después de meses de parón, mostrando detalles escasos, pero detalles al fin y al cabo.

Iniciando Windows...

Por otro lado, un ejecutivo de HP de Taiwan aseguraba que el Slate saldría para Octubre. Es más, mientras los partidarios del Slate con Windows se ponían contentos, los de WebOs se ponían tristes: aunque la adquisición de Palm se anunció en Abril, no sería efectiva hasta Julio; por lo tanto, no habría tiempo material para sacar una tableta en unos meses. Así que eso de Hurricane para navidades, nada. A esperar al 2011.
Total, que llegó Octubre…

… Y EL LOBO LLEGÓ.
El Slate 500 salió a la venta, con cuatro meses de retraso, compitiendo con los 7.500.000 de iPads que había en la calle.
Los de HP se dieron por vencidos, y fabricaron solo 5000 unidades. Pero por fortuna, en el mundo hay personas que compran otros productos aparte de los de Apple. Se toparon con que tenían 9.000 peticiones del Slate 500, así que, dada la «acogida extraordinaria», mandaron otra vez a todos los operarios a la fabrica a hacer Slates como churros.
Un buen detalle es que, a la gente que tenia reservado su Slate y que lo recibió con retraso, se le hizo un descuento.
¿Pero era este el iPad Killer prometido?
Mientras que el HP Slate contaba con estas ventajas…

…el consumidor prefería el iPad por estas otras:


Precio, batería, accesorios por todas partes, fluidez, pantalla mas grande, «prestigio»…
El iPad hacia sumamente sencillas las tareas que son un poco más complejas en el PC. Cosas como leer el correo, ver el clima o aprender a escribir chino eran un juego de niños. Ideal para los que la informática es una herramienta y no una pasión. Lo que hacía, lo hacía bien. ¿Para qué gastarse el dinero en algo más caro, más pequeño y más complicado?
HP se había enfrentado a Apple y había perdido. A pesar de las buenas criticas en general, el Slate 500 no fue ningún superventas. Los continuos retrasos, la indecisión, los cambios de directivos y los medios que zarandeaban al personal a base de rumores no hicieron ningún bien a la compañía, ni a las tabletas x86 en general.
Pero al sacar el Slate 500, salvaron el honor. El peligro había pasado ¿no?

UN MONSTRUO EN LA GUARIDA DEL LOBO
El periodo de Catherine Lesjak como CEO interina terminó a los seis meses. Sus méritos fueron sacar a la venta el Slate 500 y ganar una guerra de pujas contra DELL pagando un sobreprecio brutal.
Leo Apotheker tomó su lugar. Su mandato sacudiría los cimientos… de su propia empresa.

Llevaré esta empresa a lo más alto...

Si será recordado por algo, será por sus desastrosas decisiones. Como el HP Slate 500 no vendía tan bien como esperaba, cesó la producción. Durante su mandato, sacó al mercado el HP Touchpad. ¿Recordáis el Hurricane? ¡Pues era este! ¡Por fin HP sacaba una tableta original con WebOs! Lo malo es que Apotheker mandó al Touchpad a competir contra el iPad 2 con medio año de retraso, por el mismo precio y casi sin aplicaciones. ¡El pobrecillo no tuvo ninguna oportunidad! Con unas ventas miserables, canceló su producción al mes de su estreno, aunque prolongaría su fabricación un poco para que los proveedores no se quedasen con piezas almacenadas. Para quitarse de encima el stock, le puso al Touchpad un precio casi regalado. Lo rebajo 400$, así que pasó a costar 99$. ¡Ahora sí se vendía como pan caliente! La gente extinguió las existencias con tal ansia que, un poco más y se llevan las estanterías.

HP Touchpad: flor de un mes... literalmente.

Además, ¿que la división de computadoras da problemas? ¡Pues si no hay división, no hay problema! En Agosto la puso a la venta. Los 1.200.000.000 $ que costo Palm, a la basura. La antaño gran HP se dedicaría ahora al software y servicios.
En solo once meses, se las apañó para rebajar las previsiones de ventas tres veces. El valor de HP se desplomó un 47%, todo un récord.
Los nerviosos inversores necesitaban que alguien arreglase las cosas ya. Despidieron a Leo y en su lugar pusieron a Meg Whitman, que había sido presidenta de eBay.

Aqui se va a acabar la tontería...

Canceló la venta de la división de ordenadores y la puso a trabajar. Dos meses después salió a la venta el Slate 2, orientado hacia la empresa. También decidió sacar WebOs del cajón y convertirlo en Software Libre.
En sus tres primeros meses había conseguido frenar la caída en picado y aumentar los ingresos netos de ese trimestre un 1%.
En HP respiraron aliviados: se habían asomado al precipicio, pero se apartaron a tiempo.

¿QUIEN TEME AL LOBO FEROZ?
Mientras tanto, Ballmer y los suyos aprendieron valiosas lecciones gracias a HP y sus competidores: aunque el entrono de escritorio es funcional en tabletas, no es el ideal tal y como está. Hacía falta un entorno sencillo, fácil de usar y potente. El entorno Metro es perfecto para tal cometido. Ya no irían a trompicones a la batalla. Ahora harían las cosas bien, harían Windows 8.

Steven Sinofsky presentado Windows 8

También aprendieron que una vez que tienes 10 horas de autonomía, cualquier cosa inferior te parecerá poco. Tal vez por eso decidieran ampliar su mercado hacia ARM. También se están asegurando de exprimir hasta el último miliwatio de los sistemas X86.
¿Y HP? Meg ya dijo que este 2012 sería de Apple. Aprovecharán el año para refortalecerse. No en vano, tendremos Wintablets HP para después del verano. Aunque en el CES solo han mostrado alguna cosita interesante (como el Envy 14 Spectre),  en realidad no han mostrado ninguna tableta. Seguramente las están reservando para cuando el lanzamiento de Windows 8 esté cerca. Para 2013 esperan estar en plena forma.
Microsoft volvió con más fuerza que nunca tras el fiasco de Vista. ¿Ocurrirá lo mismo con HP? ¿Volverá a sonar la voz del gigante sobre las montañas? ¿Temblará la tierra por el trote y el galope de las Wintablets?
No te preocupes, en Wintablet.info te lo contaremos.

zp8497586rq
Por Exteban | 7 Comentarios | Etiquetas: , , , , , ,

4 Comentarios

Quique
Enviado el 21/01/2012 a las 21:33 | Permalink

Quisiera agregar algunas cosas buenas de la HP Slater 500. Primero, que su factor de forma era y es increíblemente similar al del iPad 1. Es más pesado que un iPad 2 o una Galaxy Tab 10″ pero no deja de ser un factor de forma (dimensiones, volumen, etc.) muy interesante para una PC plenamente funcional, con sus puertos de expansión, software, etc.
Segundo, tiene un diseño excelente con mucho cuidado en los detalles. Por ejemplo, la tapa trasera esta hecha de una goma antideslizante y, para evitar que las etiquetas (los famosos sellos de normas ambientales, energéticas, etc.) arruinen la estética se imprimieron en una planchuela que se almacena en el interior de la Slater (es decir, hasta los iPad tiene más cosas escritas en su contratapa).
Tercero, su factor de forma 16/9 de 9″ permitía un sistema lo suficientemente angosto como para que una persona lo pudiera sostener con una única mano. Es una ventaja ergonómica importante para varios usos.
Cuarto, el sistema era frío y silencioso con minúsculas ranuras de ventilación que no molestan.

Pero todo lo bueno tiene algo malo. El primer defecto fue, al basarse en tecnología Atom, el ser muy lento con saltos para ver vídeos y retraso en la respuesta táctil (y esto último sin correr ninguna otra aplicación además del sistema operativo). Supongo que el Slate 2 mejora estos aspectos pero no sustancialmente.
El segundo defecto es que su batería de 2 celdas que teóricamente alcanzarían las 5 horas en la vida real rondaba más bien las 2 horas (me imagino que el Slate 2 también mejora este aspecto a las 3 o 4 horas).
El tercer defecto es que, como toda PC, las ranuras de ventilación continúan estando presente.
El cuarto defecto es que mientras están suspendidas no pueden recibir notificaciones ni realizar actividad útil alguna.
El quinto defecto es que Windows 7, incluso con todas sus mejoras, continua siendo pesado y difícil de usar.

Un último comentario, como bien indica el artículo, las HP Slate (la 500 y la 2) siempre fueron dirigida al mercado corporativo con la promesa de adaptarse a mercados verticales y garantizar la compatibilidad con aplicaciones heredadas. Incluso así no se terminaron vendiendo bien en este mercado.

Creo que el Slate 500 y el Slate 2 son un gran antecedente del tipo de wintablet que podemos esperar, con todas sus virtudes y defectos. Esperemos que sus virtudes sean reforzadas y sus defectos minimizados.
Entre sus virtudes se encuentra el poder hacer tabletas que, sin llegar a ser tan delgadas como una tablet ARM, no dejan por eso de ser competitivas. Y no debemos perder de vista que continúan siendo PC compatibles y soportan la tinta. Una PC para la cartera de la dama.
Respecto a la compensación de sus defectos, existen al menos dos mejoras cualitativas que marcan un antes y un después. Número uno, Windows 8 promete, por fin, un buen desempeño en tabletas (aunque necesitamos que las aplicaciones sean rediseñadas para Metro para que la experiencia sea completa).
Número dos, Intel y AMD están haciendo un gran trabajo para que el hardware de una subnotebook (i5, i7, etc.) pueda meterse en estos pequeños gabinetes prometiendo, en el proceso, una potencia de computo acorde a lo que necesita Windows y sus aplicaciones. Y, simultáneamente, mejorando la autonomía.

Pero, un tema que merece un análisis más detenido, es el marketing de estas wintablet.

Enviado el 21/01/2012 a las 23:22 | Permalink

Que buen repaso. La verdad es que la historia de Apotheker es un magnífico ejemplo del daño que hace un CEO incompetente para el cargo. A veces se exagera, echando a Ballmer más culpas de las que tiene o a Jobs muchos más méritos de los que se merece. Pero Apotheker casi hunde HP. Le llevó pocos meses lo que a los CEO de Palm les llevó casi 5 años: hundir la empresa a base de decisiones absurdas.

El problemón de las corporaciones de IT es que tienen que planificar a muchos meses, y a más de un año en no pocos casos. Si en ese plazo un evento rompe la dinámica de mercado, sus desarrollos se resienten. La única forma de defenderse de eso es resistirse a la «complacencia corporativa» y al wishful thinking e invertir recursos suficientes en entender los cambios en la mentalidad y expectativas (sobre todo, expectativas) de los usuarios.

Marcus
Enviado el 21/01/2012 a las 23:52 | Permalink

Excelente artículo. Didáctico y fresco, como siempre.

Por cierto, Steve Ballmer diciendo: ¡Otra vez no! ¡Aquí hay que marcar la línea!
¿Acaso es eso un guiño a Jean-Luc Picard en Star Trek: Primer Contacto?
¡Eres genial!

Pablete
Enviado el 22/01/2012 a las 20:22 | Permalink

Llevo un fin de semana mu complicao y hasta ahora no he podido ponerme al día. Exteban, me ha encantado el post, divertidísimo como siempre, pero además impresionante en cuanto a la documentación, clarísimo y muy bien centrado. Muchas gracias y enhorabuena, sabía que no nos ibas a decepcionar sino todo lo contrario. A ver si se me ocurre algún otro tema intereante para tentarte más adelante …

En cuanto al tema del post en sí, no es más que el resumen de cómo el iPad llegó y anuló, en cuestión de semanas o meses, a sus posibles competidores de aquel momento. Está claro que Slate no era lo que el público estaba demandando: tomar la ampliación de producción de 5.000 a 9.000 unidades como un éxito no mueve más que a la lástima, cuando la competencia ya había vendido en poco tiempo varios millones de unidades. Pocos pudieron prever solo unos meses antes que el arrasamiento de la competencia iba a ser tan brutal.

Da mucha pena también ver lo que hubiera podido ser WebOS y en lo que ha quedado. Y el caso es que no he leído críticas muy negativas sobre el Touchpad, más bien todo lo contrario, pero el caso es que salió meses después que el iPad, con pocas aplicaciones y por un precio similar. En ese contexto tenía pocas oportunidades a corto plazo, pero creo que si HP hubiera aguantado unos meses en pérdidas el producto hubiera podido encontrar su nicho en el mercado y hubiera llegado a ser rentable. Nunca, desde luego, a desbancar al chisme de Apple, por la ventaja que llevaba, pero sí para haber llegado a ser otra alternativa viable, con un magnífico SO móvil.

Lo de Apotheker no tiene nombre, es increíble que pusieran a semejante necio al mando del mayor fabricante de ordenadores del mundo (al menos en aquel momento, ahora ya hay quien lo discute -pero ese es otro tema-). Menos mal que se dieron cuenta de que iban a toda máquina contra las rocas, como el Costa Concordia, y pudieron rectificar a tiempo. Meg Whitman ya ha demostrado tener muchísimo más sentido común y visión del mercado. Slate 2 tampoco es el producto que se demanda hoy en día, y en términos comerciales creo que será otro desastre, pero yo creo que es la forma que han encontrado para demostrar que siguen vivos en ese segmento, algo así como un precalentamiento a la espera de poder lanzar las tabletas con Windows 8 (aunque algunas malas personas afirman que en realidad lo que pretende Whitman es favorecer a Ebay con las ventas de segunda mano de estos productos).

En fin, un placer leeros, como siempre.

3 Menciones

El 20/03/2012 a las 23:34

[…] una tableta asequible que no está nada mal. Tiene un Intel Atom Z670 a 1,5 GhZ (el mismo que el HP Slate 2), 2GB de RAM DDR2 Y hasta 128 GB […]

El 14/05/2012 a las 00:10

[…] HP tuvo el honor de ser el primer iPad killer, y lo intentó varias veces, pero estuvo a punto de desaparecer en el proceso. Para más información, consultar el expediente de HP. […]

El 25/10/2012 a las 13:43

[…] que sacó a principios de siglo no causaron ni fu ni fa. Los Slate que iban a comerse el iPad con patatas por poco la arruinan. Ahora vuelve al ataque, en mas de un […]

contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)