Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

04
Feb 2017
OpinionesSoftware

Las apps están muriendo aunque ellas aun no lo saben

¿Recuerdan el lema de Apple sobre las apps? «There is an app for that» (Hay una app para eso).

Cuando esa frase salió ya era mentira pues la correcta hubiese sido «There are hundreds of apps for that» (Hay cientos de apps para eso).

Ahora mismo las empresas miden su éxito por la cantidad de apps que tienen en sus plataformas. Ahora mismo una empresa considera un hito sacar su propia app para sus clientes. Cientos de miles de programadores dedican sus horas de trabajo a desarrollar «an app for that». Las cifras son millonarias.

Pero las apps están a punto de morir y la burbuja está a punto de explotar. Y muchos no lo saben, otros no lo quieren ver, otros que lo saben no lo quieren reconocer… pero las apps están heridas de muerte.

Os lo cuento en este artículo.

 

 

La gente está harta y las memorias de los teléfonos también de apps para una sola cosa. Ocurre con las tarjetas de fidelización. ¿De verdad llevas en la cartera todas las tarjetas de fidelización a las que estás acogido? Yo desde luego no. La frase «sí, tengo la tarjeta pero no la llevo» es mi respuesta habitual a la pregunta de «¿tiene nuestra tarjeta de fidelización?».

Pues con las apps pasa lo mismo. Solo de alimentación yo compro en Carrefour, Dia y Mercadona. Casi a diario. Igual que no llevo sus tarjetas de fidelización tampoco llevo las tres apps en mi móvil. Y luego los bancos, trabajo con dos, y no llevo las dos apps. Y así con cada servicio o tienda que uso, todas tienen su «app for that» (su app para eso) pero es que el problema es que es su «app for ONLY that» (su app para SOLO eso).

Así que del aburrimiento de la gente al respecto de las apps comienzan a surgir tres tipo de alternativas que harán a medio plazo que la burbuja de las apps explote.

Por un lado tenemos las apps tipo navaja del ejercito suizo. Las apps para todo. En España aun no son muy útiles, pero en Asia tenemos a WeChat y a LINE que empezaron siendo una copia de Whatsapp, pero que hoy en día han ido añadiendo servicios y más servicios y hoy por hoy puedes usarlas desde monedero virtual, aplicación de compras online, juegos, chat (por supuesto), servicios de noticias, reserva de restaurantes, hoteles, vuelos, y un largo etcétera de servicios que accedemos desde ellas.

De ese modo el usuario lleva una sola app en el teléfono, WeChat y/o LINE y le sirve para todo.

Hay gente que teoriza que a la larga esas apps para todo se convertirán en el propio sistema operativo del teléfono. ¿Acaso no era o es el deseo de Zuckerberg para el futuro de Facebook?

Por otro lado tenemos los asistentes. Apple con Siri, Microsoft con Cortana y Google con dos (Google Now y Google Assistant) tratan de que hables con tu equipo, ya sea móvil, tablet u ordenador. Hasta Amazon tiene el suyo propio llamado Alexa.

Tan exitosos son estos asistentes que las empresas han sacado un dispositivo de salón para que en casa interactues con tu asistente sin necesidad de móvil o tablet u ordenador. Por ejemplo Google tiene su dispositivo Google Home y Amazon el Amazon Echo que sirve para interactuar con Alexa.

Desde estos asistentes ya puedes hacer muchas tareas que antes hacías con aplicaciones. Consultar el tiempo, la hora mundial, el cambio de moneda, buscar vuelos, buscar fotos, hacer cálculos, hacer reservas de hotel o restaurante, comprobar tu email y tu calendario, programar tareas, enviar mensajes, y un largo etcetera de actividades que antes hacías con una pléyade de aplicaciones que te veías obligado a llevar en el móvil.

Y en este caso todo gestionado por la voz. Algunos visionarios han visto en los interfaces por voz el futuro de estos asistentes.

¿Recuerdan la película HER?

En esta película de 2013 dirigida por Spike Jonze, el protagonista, Joaquin Phoenix charlaba con su asistente personal y ordenador por medio de un pinganillo. La voz de la asistente era de la encantadora Scartlett Johansson por lo que es lógico que el bueno de Joaquin terminara enamorado de ella.

Pero, rollo romanticón a parte, el tema es que en esa película veíamos como los humanos interaccionaban con el mundo gracias a esos asistentes, que en la película significativamente llamaban sistemas operativos, simplemente usando la voz y escuchando las respuestas.

Por último, el tercer método o el tercer implicado en el futuro asesinato de las apps son los llamados «chatbots».

Un «chatbot» es un programa o servicio que se instala en nuestro programa de mensajería instantánea predileto (Telegram, Skype, el que sea) y aparenta ser un usuario más, pero que al dirigirnos a él podemos pedirle información sobre un determinado servicio.

De momento estos son los menos comunes y al usarlos vemos que los menos avanzados, pero es un tema que está apareciendo ahora y con fuerza. Por ejemplo Microsoft para su Skype ha descrito una API para que los «chatbots» interactuen con el programa, lo que ha hecho que aparezcan «chatbots» por docenas.

Incluso en nuestro querido Slack ya hay «chatbots» como por ejemplo Giphy. Si en una conversación de Slack ponemos «/giphy chica saltando» (sin las comillas) Slack accederá al servicio giphy.com y nos insertará en la conversación un GIF animado de una chica saltando… con suerte, pues el sistema aun está un poco verde y no nos deja elegir que GIF de chicas saltando mostrar y corremos el riesgo de convertir la conversación en una película X.

En conclusión, las apps está muriendo de éxito. Nos obligan a tener aplicaciones en los equipos para cada mínima cosa que hacemos, y estos tres sistemas que están apareciendo para hacer las cosas de otra manera viene a corto o medio plazo a terminar con la tiranía del «there is an app for that».

Les dejo con un vídeo que he grabado explicando estos programas y servicios en una demo que espero que les sea de interés.

Por cierto, todo este artículo incluido escribirlo, crear y editar las imágenes e incluso filmar, crear, editar, montar y subir el vídeo ha sido realizado con un Acer Chromebook R11. ¿Quién necesita Windows, Linux o OSX?

Por Mahjong | 12 Comentarios | Enlaza esta entrada
contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)