Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

23
Jul 2017
Opiniones

Cómo salir de Evernote sin entrar en OneNote y no morir en el intento… o no

Esto parece una entrada de esas de autoayuda para alcohólicos… Pero no, se trata de abandonar Evernote para siempre, encontrando una solución equivalente y que no tenga cuotas de pago.

Eso sí, tenéis que ser un puto fanboy de mierda como yo si queréis hacerlo, porque la solución solo está disponible para MAC/iOS, para los que dicen que en MAC hay menos software.

Periódicamente hago búsquedas en internet sobre aplicaciones equivalentes. A veces es tan sencillo como poner en tu buscador “Evernote vs “ y esperar un poco. El propio Google te pone la parte que falta. A veces son cosas que ya conoces, y a veces son otras que terminan, casi siempre, en desagradables sorpresas.

No obstante, en muy reducidas ocaciones, aparece una joya que no esperabas. Fue el caso de Ulysses, por poneros (¿o es poneDos?) un ejemplo de algo sobre lo que ya he hablado. Tampoco es que Ulysses haya reemplazado a Scrivener (aunque vuelve a estar muy cerca), pero tiene sus usos, como por ejemplo reemplazo de Day One gracias a un truco de Workflow.

Y lo que os voy a contar ocurrió más o menos de la misma forma, en una búsqueda comparativa sobre Evernote, que últimamente viene tocándome un poco los cojones por su lentitud al sincronizar y por falsos positivos en el tamaño y en el límite de uso.

En cuanto pasas de la mitad te envían un correo diciendo que qué pasa. Pues pasa que he alcanzado el 50% del consumo mensual. ¿Algún problema? Pues parece ser que sí, parece ser que realmente no estás pagando 10 GB al mes de subidas, estás pagando algo cuyo límite es el que ellos quieren.

Luego está el hecho de que muchas veces se tira mucho tiempo para sincronizarse cuando apenas he añadido dos PDF de solo cientos de KB. Sí, algo así como OneNote pero sin ser tan descarado.

Bueno, el hecho es que me puse a buscar (como otras muchas veces) y…

¡Tachaaaaaaan!

Together

Una App para gobernarlas a todas. Una App para encontrarlas, una App para atraerlas a todas y atarlas en el procesado de la información.

MWHAHAHAHAHA

Y no, no es hype, porque llevo usándola ya casi un par de semanas sin problemas.

Os explico qué es, qué hace y cómo lo hace.

Es un sustituto completo de Evernote, teniendo [casi] las mismas características. Es un come todo. Es decir, cualquier cosa que pueda haber dentro de un MAC, puedes guardarla en la aplicación y suele entender el formato. Yo guardo principalmente PDF, capturas WEB (muchas veces en PDF, aunque otras en formato Web Archive, que es el equivalente de Apple al MHT de Microsoft), y ficheros de casi todo, sobre todo ahora que esta aplicación es bastante más ergonómica que Evernote en cuanto a muchas cosas.

Sí, es más ergonómica, lo que quiere decir que es mucho más intuitiva de manejar, con una estructura de elementos mucho más clara que la de Evernote, más maquera y menos estrambóticamente organizada. Vamos, que tiene carpetas y subcarpetas con el nivel que quieras, y la búsqueda es más rápida que la de Evernote.

¿Qué no hace? Pues no les pasa el OCR ni a las imágenes ni a otros documentos. Para mi no es problema (de hecho no hay OCR que pase mi escritura), ni permite anotar PDF al vuelo, cosa que tampoco tiene la mayor importancia porque los abro con Vista Previa o con Documents en iOS.

Por supuesto, soporta tags igual que Evernote, y la vista de elementos es doble: puedes ver tus cosas por la estructura jerárquica (el equivalente de las libretas en el otro programa) o por los tags.

Está para macOS y para iOS, con casi las mismas características y funcionalidad, y digo casi porque la aplicación de iOS carece de algunas cosas elementales, como poder cambiar el orden de las vistas.

Hasta aquí todo normal. La aplicación es de pago único, así que con la mitad de un año de Evernote tienes ambas para más o menos siempre. Eso sí, no todo es miel sobre hojuelas: a veces la aplicación peta. No es muy común pero pasa.

Se me olvidaba comentar que tiene un importador de Evernote. En teoría lo hace de una tacada. En la práctica hay que ir con un poco de cuidado, más que nada porque primero hace bajarse a Evernote todas las cosas, y si tienes muchas, la operación puede tardar muchas horas, porque entonces Evernote es especialmente lento en bajar su contenido.

Yo lo importé poco a poco y de paso hice una importante limpieza. Pasé de unas 1400 notas a poco más de 1000, aunque ahora mi recuento está en 1349. Eso sí, tuve que contactar con el desarrollador porque tuve un problema con las letras con acentos, que resolvió en un par de días.

¿Y dónde está lo extraordinario? Porque seguro que tiene algo extraordinario y que la separa de todas las demás, incluso de Evernote y de la contracepción que es OneNote…

Todo empieza con la sincronización. Evidentemente, una aplicación como esta no tendría mucha utilidad si no sincronizara sus cosas a través de la nube. Esta lo hace. Con iCloud Drive. Tiene una carpeta oculta (en cursiva porque la puedes mostrar desde el menú de la aplicación), aunque con poco esfuerzo puedes pasarla a DropBox o a la nube que más te guste. Eso sí, sin soporte por parte del programador.

Puedes tener varios almacenes y cambiar entre ellos. Locales y/o remotos. En el caso de un almacén local, puedes, a tu riesgo, sincronizarlo con cualquier nube.

Ya vais viendo por dónde voy.

¿Almacenes? En el argot del programa son Libraries (Bibliotecas en inglés). Un almacén es… ¡tachan! Una estructura de carpetas normal y corriente con solo un fichero extra de base de datos en la raíz. Es decir, tus cosas están organizadas como si fueran ficheros normales y corrientes (por cierto, algo que al principio hacía OneNote), sin depender de ninguna otra cosa más de que deben ser añadidos a través de la aplicación.

Y luego está el fichero de base de datos, que es donde están los índices y lo que quiera que la aplicación necesite para funcionar.

Por lo tanto, como el escatérgoris, cuando quieras te lo follas. Digo, te haces con la estructura de carpetas, borras el fichero de bases de datos y allí están todos tus documentos como si tal. Ni Evernote, ni OneNote, ni ningún otro producto que haya visto funciona así. Sin necesidad de exportadores, sin barrotes de ningún tipo.

Evidentemente en iOS esto no funciona así, pero en MAC tienes una copia local de todas tus cosas disponibles para lo que quieras en el formato original. El inconveniente es que necesitas ese espacio en disco físico y real, no como con Evernote (y quiero creer que OneNote), que más o menos solo se baja lo que necesites…

Espera, espera, si en iCloud Drive activas lo de “optimizar” tu espacio en disco, podrías tenerlo todo en la nube… igual que con los otros productos, que realmente no sabes qué hay arriba o aquí abajo… Y os digo una cosa, ni OneDrive ni hostias en vinagre, iCloud Drive funciona al pelo en eso. Mis bibliotecas de Calibre dependen todas de una carpeta en iCloud Drive, y suelen estar en la nube (cosa que decide macOS), pero todavía estoy esperando a que Calibre me reviente o me diga que el fichero tal o Pascual no existe o no se lo puede bajar… como era (y es) habitual en OneDrive.

Por RFOG | 13 Comentarios | Enlaza esta entrada
contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)