Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

23
Mar 2014
Opiniones

EVE Online en una Surface PRO

Una de las dudas que más se repiten cuando le enseño la Surface PRO a cualquier persona, es cuan potente es o qué ventajas tiene con respecto a una tableta Android o un iPad. Esto ocurre porque ya se ha implantado en la memoria colectiva la igualdad entre un dispositivo en formato tableta y el uso principalmente de consumo de información que ofrecían hasta la llegada de Windows 8.

También he percibido que con la frase de “lleva un windows 8 completo aquí dentro” las miradas del interlocutor me deja claro que la mayoría de los usuarios o no se lo creen, o simplemente no tienen suficiente información para comprender en toda su dimensión las ventajas que conlleva esto.

Por ello hoy quiero compartir algo que solamente se puede realizar en una tableta Windows 8. Ni en una RT, ni en ningún Android, ni en ningún iPad. Solamente Microsoft, y los fabricantes de sistemas Wintel pueden ofrecer a sus usuarios el poder correr juegos de PC en sus máquinas. Sin conversiones, ni versiones, ni emuladores. Exactamente el mismo juego que tengo instalado en mi sobremesa, lo he instalado en mi SurfacePRO, y me he lanzado a la conquista del Espacio de New Eden.

Pero, siempre hay al menos uno, no todo es perfecto.

El primer problema es que los juegos de PC – más bien de escritorio – no están pensados para ser utilizados con los dedos. Así el zoom y los giros de cámara son super sensibles. Por otro lado, los menús, iconos, opciones y todo el complejo interfaz de un mundo virtual persistente como es EVE Online, a la resolución de Full HD de la PRO pero en una pantalla de poco más de 10”, se queda para usar gafas de aumento; porque la letra es diminuta.

Por último, obviamente esta aplicación pone al subsistema gráfico de la tableta al 100%, y también el procesador tiene que trabajar mucho más que cuando estoy editando documentos con Office, o consumiendo información desde internet. Por lo cual tengo de forma constante el zumbido del ventilador (que prácticamente nunca se escucha) refrigerando un equipo al que le estoy sacando los higadillos con un software tan exigente como es un juego.

Eso sí, ahora puedo estar mirando como suben mis Skill, o saltando de puerta en puerta, en cualquier sitio en donde tenga conexión a internet decente (el aeropuerto, el tren, esperando a mi mujer en el centro comercial). Y esto no lo puede hacer nadie más en la industria…

Por Juan Quijano | 17 Comentarios | Etiquetas: , , | Enlaza esta entrada

17 Comentarios

pepe
Enviado el 24/03/2014 a las 10:34 | Permalink

Eso esta muy bien para juegos como el que has presentado (y aún así se mueve a tirones como el solo, además de parecerme en el video que acciones como el pellizco funciona al revés de como debería), pero al final el que es jugón necesitará igualmente dos equipos en casa, de la misma manera que el que tiene una tableta Android o un iPad. En este sistema es imposible ponerse a jugar a un The Witcher (I y II), Max Payne 3 o juegos similares que ya necesitan de una gráfica más o menos decente (y la Intel HD 4000 que lleva el Surface PRO 2, ya se esta quedando corta para la mayoría de juegos).
Es decir, esta bien esgrimir que puedes jugar a los mismos juegos que en el de sobremesa, pero esto es quedarse solo con la mitad del discurso, ya que debería seguir con un “… siempre y cuando el juego que estés jugando no requiera de una gráfica potente.”. Hay juegos que directamente ni funcionaran con las especificaciones del Surface y hay otros que o bajas la configuración y la dejas en conservadora o no habrá manera de jugar.
Al final en este campo (el de los juegos), la Surface PRO tiene los mismos problemas que cualquier otro portátil que no esta pensado para jugar (y si eres muy jugón no hay ningún portátil que lo este), la gráfica integrada que lleva se queda corta para la mayoría de juegos.

Enviado el 24/03/2014 a las 11:09 | Permalink

A mí me parece una pasada. Vale que no tiene la capacidad de una burritarjeta actual de desktop, pero es suficiente. También se pueden escoger otros juegos menos modernos (los antiguos call of duty de la IIa GM, por ejemplo), que seguro que van de sobra.

Lo que me mata de la pro 2 y de productos similares es el combo de tamaño (10″), resolución (brutal) y win32. A mi vista cansada le supone un reto permanente

Yo creo que win32 está para quedarse. Lo que no tengo claro es si se puede escalar de forma completamente coherente todas las fuentes e iconos vectoriales de los programas en win32 para que los elementos de la ventana se ajusten a la resolución. Para los juegos da igual, pero para otros muchos tipos de software es la diferencia entre que el equipo sea cómodo o no del todo. Por ejemplo, el magnífico Yoga 2 pro es inmanejable en su resolución nativa y win32, porque todo es demasiado pequeño

    RFOG
    Enviado el 24/03/2014 a las 11:21 | Permalink

    Win32 lleva añadido y soportando altas resoluciones desde hace bastantes años (básicamente desde XP), lo que pasa es que hasta Windows 8.1 era un pirifostio del quince que no valía la pena dada la poca cantidad de pantallas de alta resolución que había.

    Ahora, si no me equivoco, una aplicación Win32 que pueda llevar el logo “Compatible con Windows 8” debe soportar las resoluciones altas de alguno de los modos que están permitidos, a saber: el clásico mirando las DPI y escalando y cargando los gráficos a manopla al extilo XP y W7, o el nuevo de W8 que ahora no me acuerdo cómo va, o el todavía más nuevo y fácil de W8.1 del que me acuerdo todavía menos cómo va, pero cuando leí sobre ello vi que en cada versión la cosa era más fácil.

    Lo básico es tener elementos gráficos de la resolución adecuada, evitar poner coordenadas físicas de píxeles (algo recomendado por Microsoft desde Windows 3.0) y poco más. En otras palabras, si un programa muestra una toolbar diminuta (que no pequeña), el programador que haya hecho eso es un chapucero de cuidado. :mrgreen:

    pepe
    Enviado el 24/03/2014 a las 11:54 | Permalink

    Ya te digo yo que no es suficiente. La misma tarjeta y el mismo procesador tiene mi portátil que la Surface PRO 2 y ya se me quedaba corto para la mayoría de juegos (Max Payne 3 no es tan nuevo y esa tarjeta no lo mueve), por lo que viendo la mierda de nueva generación de consolas que nos quieren malvender Sony y Microsoft, acabe comprándome un sobremesa con Windows 7 (porque también hay que decir que esos juegos antiguos que comentas, la mayoría tienen problemas para funcionar en Windows 8 y sino pásate por los foros de Steam).
    Para jugar no de manera casual que llaman los entendidos, o te compras un sobremesa o te tiras por una consola, todos estos inventos (tabletas o portátiles no pensados para esta tarea) no hacen más que convertir en una desesperación jugar a cualquier juego decente y por tanto te acabaran convirtiendo en dicho jugador casual (intentaras no jugar con estos equipos el máximo tiempo posible).

    abulafia
    Enviado el 26/03/2014 a las 21:38 | Permalink

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que indicas sobre el tema de la visión.

    Gracias a un proveedor del trabajo tengo entre las manos un Asus Vivotab Note 8, desde el que estoy escribiendo este comentario ahora mismo. Evidentemente, con su Windows 8.1 completo, es el tablet con más prestaciones que he probado, pero la productividad con él no es todo lo buena que sería deseable.

    Con la pantalla de 8 pulgadas que incorpora, y una resolución de 1280×800, este chisme es para gente con muy buena vista. Los textos son excesivamente pequeños, y si tratas de aumentarlo, el escalado hace que empiecen a aparecer las molestas barras de desplazamiento horizontal en las aplicaciones de Escritorio. Además, justamente en el Escritorio, tienes que abrir y cerrar manualmente el teclado en pantalla y, en muchas ocasiones, éste tapa la visión de parte de la ventana de la aplicación que estás usando (hay aplicaciones que han previsto esto, como Office 2013 y muchas otras que no).

    El lápiz Wacom está muy bien y la respuesta es perfecta, pero aplicaciones como la de recorte o nota rápida de OneNote sólo funcionan en el entorno de Escritorio. He visto tablets de los distintos modelos de Galaxy Note de Samsung, y el S-Pen de esos dispositivos me parece mucho más usable por las funciones concretas que implementa. Por supuesto, para retoque fotográfico o dibujo, el rendimiento del lápiz Wacom es magnífico. Es ese aspecto no le pongo ni un pero.

    La batería no esta mal (unas 8 horas de uso e incluso más) pero en standby parece “chupar” más si se la compara con un tablet Android y, sobre todo, con un iPad. El procesador que incorpora (Atom Z3740) se desenvuelve sin problemas (y lo he probado con aplicaciones como Photoshop o un editor de paginas web)

    Me queda probar a conectarlo a un proyector usando un adaptador USB a VGA de Startech que tenemos en el trabajo (dado que no tiene salida HDMI)

    Posiblemente, por debajo de las 10 pulgadas que tienen los Surface, Windows no es recomendable para personas con una vista “tocada”.

Quique
Enviado el 24/03/2014 a las 15:41 | Permalink

A mi me parece genial que una PC continúe siendo una PC, es decir, una computadora personal de propósitos generales.
Es tranquilzador saber que todo el software que funciona en una PC también funcione en otra.
OK. mucho del software no está optimizado para funcionar en hardware limitado, pero eso no le quita el mérito a ese hardware limitado. El hardware de alto poder de los escritorios es genial, pero no se adaptan a un estilo de vida móvil.

En mi caso personal, no me importan los juegos con gráficos de alta demanda. Al igual que otros, vengo de los juegos de 8 bits. Personalmente me gustan los personajes con formas de caricaturas y mis juegos favoritos son de estrategia, lógica o ajedrez. Suelo ser melancolico así que corro el pacman, Prince of Percia o algún otro juego jurásico.

Ahora bien, los problemas de rendimiento no es exclusivo de los juegos. Yo tengo una macbook air (que internamente es como una Surface Pro) y cuando trato de hacer películas con iMovie se nota la falta de potencia. Me vendría bien potencia adicional para hacer mis vídeos amateur, pero es lo que tengo. La buena noticia para mí: funciona. Con más lentitud pero igual alcanzaré mi objetivo, algo que no podría hacer con ninguna tablet tradicional.
Lo ideal seria tener una gran casa con una oficina y una poderosa computadora de escritorio o workstation y, además, una computadora portátil, una tablet y un teléfono.
Yo prefiero un equilibrio lo más cercano a un todo-en-uno. Una computadora personal de propósitos generales potencialmente todo-en-uno que se adapte a un estilo de vida móvil. Quizás no tenga suficiente potencia para correr con soltura algunas aplicaciones (juegos, edición de video, etc.) pero que igual pueda hacer el trabajo. Una computadora que pueda usar en la mesa del comedor y dejarla a un costado a la hora de almorzar con la familia.

    Pablete
    Enviado el 24/03/2014 a las 17:23 | Permalink

    Pero vamos a ver, Quique, ¿no habíamos quedado hace tiempo en que, técnicamente hablando, las tabletas “post PC” (es decir, no compatibles con la arquitectura IBM PC) también se consideran PCs, en el sentido de “computadoras personales de propósitos generales”? ¿Tendremos que vovler a reabrir viejos debates? :-?

      Quique
      Enviado el 24/03/2014 a las 18:05 | Permalink

      Creo que quiere llevar la discusión en una dirección diferente a la que quise exponer y a lo que se trata en este artículo propiamente dicho.

      Es verdad que escribí bastante sobre lo que usted argumenta y entiendo su punto.
      Recordemos un poco mi nada brillante tesis. Siempre dije que todas las PC son “computadoras personales de propósitos generales”, pero nunca dije que todas las “computadoras personales de propósitos generales” fueran PC.
      PC es una marca registrada de IBM de libre uso y hace referencia a una arquitectura de hardware específica de computadoras personales de propósitos generales.
      También existen las computadoras personales de propósitos generales que no son PC, como los smartphones, tablet, etc. Muchas de las cuales hoy las han llamado “post PC” aunque en mi opinión en varios casos son viejas ideas que vuelven a ponerse de moda.

      Estoy de acuerdo que hoy en día las cosas son un poco más difusas. Desde hace años que una Mac es una PC. La iniciativa de Microsoft con su Metro es que el mismo software pueda correr indistintamente en PC y ARM. Es parte de lo que llaman “PC Plus”. Hoy los documentos de iWork se pueden abrir y editar indistintamente en cualquier iDrive, cualquier Mac y cualquier navegador de Internet. Están surgiendo ejemplos por todos lados donde los limites entre PC y no-PC se vuelven difusos e, incluso, superfluos.

      Personalmente hoy en día agregaría una palabra más al debate: autonomía. Implícito en la mayoría de mis argumentos cuando hablo de PC suelo referirme a un dispositivo con una importante capacidad autónoma, en el sentido de no necesitar una conexión permanente o esporádica a Internet para funcionar. Si se quiere se utiliza Internet. Si se quiere no se utiliza.
      Mucho de lo que se suele denominar “post-PC” parece expresa la pérdida de esta capacidad autónoma o tener la misma mucho más capada. Más bien son dispositivos internet-dependientes.

      Pero incluso eso creo que no esta en el debate del día de hoy en este artículo específico. Creo que hoy estamos hablando de aplicaciones. Los juegos no son más que otras aplicaciones. Nadie va a negar que la oferta de aplicaciones para los no-PC o post-PC es más amplia que nunca. Pero incluso así hoy en día las aplicaciones más poderosas continúan funcionando exclusivamente en PC y Mac. Todavía no tenemos para dispositivos post-PC aplicaciones que igualen todo el poder de Photoshop o el Office. Incluso el iLife para Mac es mucho más poderoso que el iLife para iOS.
      No creo que sea un impedimento técnico de un iPad u otros dispositivos. Creo que aquí se aplica mejor el concepto de Jchulilla sobre el “patrimonio” de aplicaciones y periféricos que existe para el ecosistema PC. Si se presta atención recién el año pasado aplicaciones las versiones para iOS y en iCloud de iWork igualaron las características de sus hermanos para Mac. Tardaron prácticamente cuatro años en hacer esto. Migrar la suite Office, mucho más compleja, debiera ser aún más difícil.
      Migrar el “patrimonio” puede ser una de las principales razones del escaso éxito de RT. He, indudablemente, una de las principales razones por las que yo tengo una tabletPC, perdón, una wintablet Atom.
      No todos quieren o pueden esperar a que la migración de ese patrimonio se haga realidad en un futuro indefinido. Puede resultar mucho más tranquilizador saber que existen tablet PC en el que pueden correr ese patrimonio de aplicaciones. Quizás no sea lo ideal para aquellas aplicaciones más pesadas, pero poder se puede.

      Viéndolo desde el otro costado, también aquí se observa una de las razones por la que, a pesar de todo, las PC llevan tantas décadas en nuestras vidas. De todas las arquitectura que conforman la industria de las computadoras personales de propósitos generales, las PC e la que más han resistido el paso del tiempo. Y en parte eso se debe a su capacidad de adaptarse al cambio, como ejemplifican la última generación de tablet PC, como la Surface Pro de la que se habla en este artículo.

        Pablete
        Enviado el 24/03/2014 a las 19:16 | Permalink

        No, si precisamente lo que yo quería era evitar entrar de nuevo en esa discusión, no revitalizarla … pero gracias por la respuesta, de todas formas.

        Pablete
        Enviado el 25/03/2014 a las 12:33 | Permalink

        Ayer leí a la carrera tu comentario y no le hice justicia; hoy lo he vuelto a leer con detenimiento y me ha parecido muy interesante como resumen de situación (de unos 30 años hacia acá).

        Yo creo, como dicen Juan Luis y otros, que no tiene mucho sentido ergonómico manejar aplicaciones win32 en pantallas pequeñas y de alta resolución. Es malo para la vista y para la productividad en general, y mucho peor si hay que manejarlo con los dedos, sin dispositivos de entrada adicionales como ratón o lápiz. Para el uso que yo les doy, los dispositivos móviles no tienen que llegar a ese grado de complejidad; incluso es preferible que sean mucho más sencillos y adaptados al uso esporádico e informal. Pero también entiendo que para determinadas personas y situaciones aún no hay alternativas de software viables fuera del entorno win32. Lo que no me acaba de cuadrar del todo es que en esos casos se prefiera el formato tablet PC + teclado al de un ultrabook o miniportátil: los hay entre 12 y 14 pulgadas a buen precio, muy ligeros y con buena autonomía. Pero para gustos, los colores.

          abulafia
          Enviado el 26/03/2014 a las 21:49 | Permalink

          Estoy totalmente de acuerdo, punto por punto, con tu comentario.

          No obstante, y siguiendo con el ejemplo del Vivotab Note 8 del que hablaba más arriba, la ventaja sobre un portátil es que el tablet te lo llevas en el bolsillo de una chaqueta y te resuelve un problema urgente del trabajo, estés donde estés.

          Eso sí, seguramente la tarea que tengas que resolver te llevará más tiempo que si tuvieras a mano un portátil, por la dificultad de trabajar en una pantalla tan pequeña, tal como acertadamente explicabas.

          Desde mi humilde opinión, estos dispositivos pueden servir para cubrir urgencias, pues se transportan más cómodamente que cualquier portátil, pero nada más.

Pablete
Enviado el 24/03/2014 a las 17:18 | Permalink

Esto, como muchas otras cosas, es pura cuestión de gustos o necesidades personales. A mi no me entra en la cabeza la posibilidad de comprar una Surface Pro, porque por el mismo precio puedo comprar un sobremesa decente (o actualizar el que tengo) y comprar además una tableta “post PC” :twisted: de buena calidad. De hecho, desde hace un año o así tengo una Android que costó menos de 200 euros y que hace perfectamente el apaño, para lo que se le pide. Como desventaja tengo menos poder de cómputo en movilidad, y como ventaja cuento con una pantalla más grande y puedo correr sin problemas el software de sobremesa que necesito, juegos incluidos (cierto que nunca he sido muy jugón, o más bien lo fui con juegos de la era jurásica, como Quique). Como criterio general, creo que es preferible tener varios equipos dedicados que uno solo para hacerlo todo (quienes convivan con familiares en casa ya habrán descubierto que el óptimo es tener un dispositivo por cabeza, si es posible, o incluso más).

En conclusión, cada uno resuelve la ecuación lo mejor que puede, a partir de sus posibilidades y necesidades, y la solución de uno no tiene por qué ser la óptima para otro. Yo no echo de menos nada de lo que ofrece Surface Pro, pero comprendo que a otras personas les puede faciliar la vida, y está muy bien que exista como alternativa para quienes la necesiten.

    Quique
    Enviado el 24/03/2014 a las 18:47 | Permalink

    Pues sí, lo ideal es cuanto menos un dispositivo por cabeza.
    Pero parece que la tendencia es a varios dispositivos por cabeza. Tendencia que no sólo cuesta financiar, sino que hasta puede resultar incómoda para algunos.
    Un dispositivo más todo-en-uno puede ayudar a minimizar la cantidad de dispositivo que lleva a cuesta cada cabeza.

Enviado el 27/03/2014 a las 09:41 | Permalink

Está muy claro que el único problema principal del Surface Pro 2 es su precio, que sí puede merecer la pena para quién quiere un único dispositivo para todo.

para mi, lo bueno, no es si puede o no hacer funcionar esos juegos, es que todo lo que puedo hacer en casa o con un portátil, se puede hacer con el Surface Pro 2, y si no se puede hacer con los dedos, incorpora su teclado con Touchpad, o le puedo instalar cualquier ratón o teclado.

No es una tableta que puede hacer más cosas, es un un ordenador que se puede manejar como una tableta.

    ender2004
    Enviado el 27/03/2014 a las 09:50 | Permalink

    Estoy de acuerdo contigo, yo desde que la tengo es mi único equipo, el sobremesa lo uso de almacén.

Quique
Enviado el 27/03/2014 a las 12:55 | Permalink

Es interesante tener en cuenta que comparado con las ultrabook, el precio de la Surface Pro 2 no esta mal. Es, de hecho, más barato que mi Macbook Air y se trata básicamente de lo mismo.

¿Es mejor un PC con un teclado de tamaño natural y un touchpad integrado pero que sólo se puede utilizar como tablet? ¿O es mejor una PC con forma de tableta sin teclado ni touchpad o, alternativamente, que es necesario buscarle un teclado y mouse opcionales?
Yo creo que aquí interviene mucho el estilo de vida digital, el gusto, de cada usuario. Y eso es una de las cosas geniales de esta industria. El que quiere puede comprar una ultrabook. Y el que quiere puede comprar una tabletPC.

Personalmente, creo que el formato de tablet PC proporciona una libertad mayor que una ultrabook. Pero coincido en que la adaptación de las aplicaciones a una pequeña pantalla y al uso con los dedos o stylus es un tema que influye.
Aquí se han quejado de que las cosas se ven demasiado pequeñas en la pantallas de las wintablet. Y en algunas aplicaciones a mí me pasa lo mismo en mi ultrabook Macbook Air de 11,6″. Creo que hay algún problema en el sistema operativo y/o en las aplicaciones que parecen creer que tengo una pantalla gigante de 30 pulgadas.
Así que las pequeñas pantallas no son un problema exclusivo de las wintablet. También afecta a las ultrabook. Si creo que menos de 10″ no es práctico para estas aplicaciones. 9″ o 10″ son mí límite mínimo.

También es un problema el factor de forma 16/9 de, al menos, mi wintablet Acer Iconia W510. La aplicación heredada que tengo para pagar mis impuestos no cabe en la pantalla porque su ventana es más cuadrada. Por suerte un monitor externo, un teclado externo y un mouse me permitió utilizar mi wintablet como si fuera una desktoop y hacer lo que necesitaba hacer.

    Pablete
    Enviado el 28/03/2014 a las 12:24 | Permalink

    Está claro que tienes mejor vista que yo, para mí el tamaño ideal de pantalla para trabajar (me refiero a trabajos de edición y creación, no a leer documentos o ver vídeos) es de unas 13-14 pulgadas. 12 pulgadas sería mi mínimo exigible para trabajar en un entorno de ventanas win32 o linux.

    En España ya se venden equipos de 14″ con Core-i5, 500 Gb de disco duro y poco más de kilo y medio de peso por unos 650 euros (por ejemplo, Lenovo IdeaPad U430p); mientras que el precio una Surface Pro 2 de 64 Gb + teclado se acerca a los 1000 euros (o bastante más si se aumenta el disco duro o se coge un teclado de calidad), y el peso del conjunto se acerca mucho al kilogramo. Yo en mi caso no tendría ninguna duda, el Lenovo me parece un mejor instrumento para trabajar, es considerablemente más económico y puedo asumir la diferencia de peso (hace años he cagado con portátiles muy pesados, 1,7 kg me parece una pluma en comparación).

    En cuanto a lo que comentas del factor forma de tu tableta, más parece un problema de software que de hardware, la aplicación debería ajustarse al ancho de tu pantalla y meter las barras de delplazamiento vertical que hicieran falta. Si no lo hace así es que es un truñaco de aplicación: ahora bien, entiendo que para pagar tu impuestos hagas todos los esfuerzos humanamente posibles, como hacemos todos :wink:

Deja un comentario  

Tu email nunca se publica o se comparte. Los campos obligatorios están marcados con *

*
:wink: :-| :-x :twisted: :) 8-O :( :roll: :-P :oops: :-o :mrgreen: :lol: :idea: :-D :evil: :cry: 8) :arrow: :-? :?: :!:
Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)