Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Entradas recientes

Archivos

20
Oct 2014
AppleeducaciónfuturoMigraciónOpinionesParticipaciónSoftware

¿Casarme yo? Nunca

Hemos estado discutiendo en el chat interno de WinTablet sobre los casamientos con una plataforma. En general todos decimos que no queremos casarnos con nadie, pero la realidad es otra muy diferente.

Pongamos un ejemplo. Si eres un fan de los palitos estás casado con Samsung y sus notes en el segmento del teléfono. No hay otra variante si no quieres matrimonios extraños, como usar uno de esos con forma redondeada en un Windows Phone o en un iPhone.

De todos modos, y en ese caso, nada ganas porque no aprovechas el puntero ni el software expresamente creado para él. Simplemente cambias un dedo por un pedazo de goma.

El matrimonio no está en que uses un Note III o un Note 10 o un 12, el casamiento está en que has de usar programas como Scrapbook, o cualquier variante de la familia S-Note. Y es un casamiento duro con difícil divorcio ya que ese software no tiene posibilidad de exportación a otros formatos y hacerlo de forma manual puede ser una tarea titánica dependiendo de cuántas cosas hayas guardado allí.

Otro gallo cantara si dicho software estuviera disponible en al menos una plataforma alternativa, léase Windows o Mac o sus equivalentes móviles.

Bien es cierto que S-Note está disponible para la plataforma Windows, pero solo para los equipos de la propia Samsung.

Otras bodas no tan obvias pueden ser utilizar programas específicos de alguna plataforma o que solo estén disponibles en una de ellas o sean propiedad de la misma. Podemos poner a Pages como ejemplo arquetípico en MAC, aunque seguro que podemos imaginar otras opciones en las demás plataformas aunque bien es cierto que es en Apple donde más hay, o al menos más se nota que las haya, porque dime tu a mi cómo instalas Visual Studio en OS X, o pon aquí tu CRM favorito en otro sistema que no sea para el cual ha sido diseñado.

Por lo tanto, a nivel profesional, casi todos estamos casados con un sistema, que si no me equivoco, salvo excepciones, va a ser Windows.

Tampoco podemos hablar de bodas con empresas específicas, como Google con Gmail, Microsoft con Outlook.com, Word u OneNote. OneDrive, Google Docs, Chrome, iCloud Drive.

Fijaos que he mencionado elementos que están disponibles en todas las plataformas habidas y por haber. Nadie me negará que no puede editar un documento de office en Windows y en MAC, o subir un archivo a OneDrive desde Android, iOS, Windows Phone y cualquier otra plataforma que tenga un navegador Web.

Estas bodas son más matrimonios libres, pero matrimonios a fin de cuentas. No es fácil pasar todos tus datos de OneDrive a GDrive, ni de Office a Google Docs. No al menos si quieres hacer un buen trabajo de conversión, y tampoco hay un botón mágico que lo haga por ti. Dependiendo de la cantidad de documentos que tengas puede llegar a ser una tarea bastante larga.

Al final, siempre, siempre, siempre, tendremos algún tipo de dependencia, incluso utilizando software libre. De hecho, para no tener ninguna dependencia tecnológica (o informática), podríamos irnos a una cueva en el centro de una montaña despoblada. Ahora bien, a los osos los alejas tu.

Pero yo aquí veo dos tipos de dependencia. La que yo llamo fuerte y la débil. Los últimos ejemplos son de este tipo, porque va a ser complicado que Microsoft abandone Office sin tener una alternativa viable y sin que te dé la opción de migrar. Un ejemplo de esto es la desaparición de Messenger y su reemplazo por Skype que, como software de mensajería resulta bastante peor, pero al menos tienes una alternativa.

De Google podemos estar menos seguros. Ya han quitado cosas sin que hayan ofrecido una alternativa, y en cualquier momento te la pueden jugar. Pero en principio no debería ser así con cosas como Google Docs y Gmail.

Apple es otra de las que más o menos te mantienen la continuidad aunque con altibajos.

En resumen, la dependencia débil es inevitable y en general no es peligrosa más allá de una evolución más o menos continua.

El verdadero peligro viene de la fuerte, que son matrimoniaciones como las descritas arriba del todo. Aunque no es habitual, en cualquier momento Samsung puede decidir discontinuar la gama Note y quedarte sin S-Note en cosa de un par de años, máxime cuando la sincronización se hace a través de sus servidores.

El peligro ahí es bastante serio, un peligro que tenemos que evitar a toda costa. Luego más sobre esto.

Siempre se ha dicho que Apple es malo. Que es el demonio y que hay que evitarlo a toda costa. Que uno no debe casarse jamás con ellos. Pese a todo, medio mundo está enamorado de los iPhone, y el otro medio suspira por tener uno. Hay otra mitad que lo odia a muerte, por motivos variados, alguno de ellos quizás inconfesables.

En principio estoy de acuerdo con vosotros. Me refiero a que son bastante controladores, cerrados, propietarios. No encuentro la palabra adecuada, pero vosotros me entendéis.

Cosas como la falta de un sistema de ficheros en iOS, o su cerrazón, o la idea de que la gente sólo va a necesitar un nivel de anidación de carpetas en iCloud (ahora ya resuelto en la última versión).

Apple es muy cerrada, y hace cosas como que todos tus aparatos empiecen a funcionar raro cuando va a salir o ha salido una nueva generación de ese mismo aparato. Esto no se puede demostrar de forma rigurosa, pero casi todo el mundo está convencido de ello. Luego, al cabo de un mes, todo se regulariza de nuevo.

Os acepto casi cualquier cosa mala que digáis de Apple, menos unas pocas.

La primera de ellas es que las cosas funcionan. Tendrán pocas características, pero lo que hacen, lo hacen bien. Salvo temas puntuales como iTunes (y parece que la versión 12 ha sido muy mejorada), en general todo funciona perfecto.

Si bien es cierto que últimamente andan un poco zarandeados con ello, es de esperar que estabilicen el tema lo antes posible. En general cuando aparece un problema en cualquier software de Apple, la solución viene al cabo de unos días, cosa que no es ni de cerca igual a como lo hace Windows y Google, que puedes tirarte muchas semanas con el problema delante de tus narices, o incluso no verlo resuelto jamás. Y si es Samsung mejor no os cuento. Casi un año tardaron a estabilizar el firmware del Note 10.1 2014, y medio el del Note 3.

Otro punto ganoso de Apple es la calidad de las aplicaciones que aparecen en su tienda. Salvo escapes puntuales, las aplicaciones funcionan perfectas, y si no lo hacen ya se encarga Apple de llamarle la atención al desarrollador o incluso retirarla  si éste hace oídos sordos. (Sí, ya sé, otras veces son retiradas arbitrarias, y eso entra dentro de la parte maligna que he contado más arriba).

Esas son las dos bazas principales por las que uso Apple como mis sistemas operativos principales. Eso y el aspecto visual, que me gusta mucho más que el de Windows, Linux o Android.

Reiterándome, el sistema que menos problemas me da y me ha dado es, con diferencia, Apple. Es cierto que el iPhone 6 anda un poco mal, pero seguro que iOS 8.1 lo va a arreglar. Como cosa curiosa, mi iPad Air funciona perfectamente con la misma versión del sistema operativo. (Y de hecho, si llegara a pasar mucho tiempo sin que Apple solucionara los problemas con el iPhone 6 que, recordemos son todos de software -no, no se me ha doblado y lo llevo en el bolsillo delantero de mis vaqueros-, volvería a Android sin ningún escrúpulo).

Ahora todos pensáis que soy el editor más casado de todos los editores de WinTablet. Casado en el sentido fuerte, no en el débil.

Ja.

No es así.

Os lo explico con algunos ejemplos.

Correo electrónico. Uso de forma indistinta Gmail y Outlook.com. Las suelo usar en el Mail de iOS y de OS X, pero eso no es ningún tipo de matrimonio porque son meros interfaces, de hecho también les doy uso extensivo desde los navegadores.

Navegadores. Siempre que estoy en un MAC uso Safari, aunque tengo instalado Chrome por si acaso. En Windows uso Internet Explorer, pero también tengo Chrome. Y me quedan otros como Opera o Firefox.

Lectura de PDF. En iOS GoodReader o iAnnotatePDF, en MAC el propio Vista Previa. Pero como comprenderéis, visores y anotadores de PDF hay como un par de espuertas.

Lectura de libros. En iOS alterno iBooks y Kindle, en OS X no suelo leer más allá de momentos puntuales generalmente con iBooks. Mantengo todos mis libros en Calibre (Windows, MAC y Linux), los de Amazon previa retirada de los piojos y su conversión a ePUB. Antes usaba Marvin como lector en iOS, pero me cansé.

Podcasts. Uso la aplicación nativa de iOS y de iTunes, pero tengo las mismas listas sincronizadas en Android (PocketCast) y en Windows Phone (en iPodcast que es la mejor de todas en la plataforma pero es pésima no, lo siguiente y en Podcats Lounge, que todavía es peor que la anterior.

Audiolibros. Uso iTunes en combinación con música en iOS. Pero igual que en todo lo anterior, hay reproductores a porrillo en todas las plataformas (menos en Windows Phone, que hay pocos y como siempre pésimos tirando a peor). Con tenerlos en MP3 sin bicho (otra forma de dependencia débil) me basta.

Música. MP3 organizados en carpetas, por supuesto sin bicho alguno. En el MAC, a través de iTunes.

Recopilación de recortes, documentos, capturas. Aquí he usado Evernote, y luego S-Note y Scrapbook, pero últimamente estoy con OneNote, que también es una dependencia débil, más débil que Evernote y desde luego no es la dependencia fuerte de Samsung. Me falta pasarme lo de Samsung a OneNote, pero de momento lo dejo estar igual que lo de Evernote porque quizás en un futuro tenga que repetir la operación inversa. Cualquiera sabe.

Escribir esta entrada y en general todo. Si bien usé durante muchos años Word (y tengo una buena colección de ficheros así), desde el 2011 vengo utilizando Scrivener, que es una herramienta de hombres (y mujeres, claro) para escribir.

No, con esta tampoco estoy casado porque hay versión para Windows y para Linux. De hecho me pensé muy mucho utilizarla porque no tenía muy claro eso de la multiplataforma, aunque ahora no puedo vivir sin ella. Pero no me importa porque la tengo en Windows y en Linux, y porque con dos golpes de ratón tendría un flamante DOCX (o RTF, o ePUB o casi el formato que quisiera) completamente compatible con Office.

Y creo que no uso nada más de forma continua y que tenga algún tipo de dependencia. De hecho creo que soy el editor de WinTablet con menos dependencias fuertes.

Evidentemente he abstraído el tema profesional que me da de comer. Aquí la dependencia es de quien me contrata. En el caso actual casi todos usamos Google y Chrome o su variante libre Chromium, pero es una decisión empresarial y en la empresa se queda.

Quizás mi mayor dependencia sea Visual Studio, pero es mi herramienta de desarrollo y evidentemente la tengo ahí siempre que desarrolle para Windows. Si alguna vez lo hago para Android, podría usar Eclipse, o NetBeans, que sólo tienen una dependencia débil (o al menos más débil que Visual Studio), y si lo hago para Apple tendré la misma dependencia que ahora pero con el nombre de Xcode.

Y tu, ¿qué dependencia fuertes tienes? ¿Has pensado quitártelas de encima?

Por RFOG | 20 Comentarios | Enlaza esta entrada
contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)