Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Entradas recientes

Archivos

19
Nov 2019
AnálisisAppleteclado

Teclados: forma vs. función


Menuda tontería, ¿no? ¿Por qué la forma y la función tienen que competir? ¿Por qué no se puede disponer de un teclado que funcione como debe y que sea más bonito que una nevera por detrás?

Respuestas, tras la pausa

En primer lugar, el problema es que la función en diseño es objetiva y la forma, subjetiva.

En otras palabras, la función se puede medir. Respecto al teclado, su función es evitar errores y garantizar un ritmo de palabras por minuto con el menor número de errores posible. Ahí ya tenéis dos métricas: PPM y % de errores.

Para maximizar esas métricas hay al menos dos más: recorrido y resistencia de la tecla. A más recorrido, más fácil es para el dedo sentir que ha hecho su trabajo. A más resistencia, se transmite una señal más clara a los sesos del usuario: «oye, cerebro, soy el índice. He tenido que esforzarme un poco en recorrer estos 3,5mm para sentir un porrazo al final. Y ha sonado clac».

La forma es subjetiva. Los gustos son como el culo, que todo el mundo tiene uno. Pero resulta que son muy pocos los culos que se imponen a los demás. Eso, que tendría su razón de ser en las alegrías corporales, no resulta muy aceptable cuando se trata de la forma de los teclados. Lo peor es que tras los culos privilegiados de los jefes de diseño están los megacañones de los acorazados de márketing, que bombardean por saturación de tal forma que lees aquí, allá y acullá que los portátiles delgados son mejores porque son mejores. Que no te enteras

Los teclados mecánicos han sido el canon dorado de los teclados desde el comienzo de la informática personal debido a la descripción que acabo de hacer. El dedo recorre esa distancia, vence (en uno o en dos tiempos) una resistencia de tantos gramos que hace el muelle y, al final del recorrido (si se alcanza) el teclado emite un clac que refuerza la impresión que ha recibido el cerebro por medio del tacto y de la cinética. Además, están construidos con materiales de alta calidad, y están pensados para durar. Este post lo estoy escribiendo con mi filco brown, que lleva conmigo 10 años y tan pichi. De hecho, a base de porrazos me cargué la serigrafía de algunas cápsulas… así que lo sustituí por otras y sigo. Pero fue por razones estéticas, porque funcionaba exactamente igual

Sin embargo, este óptimo eficiente no es compatible con todas las situaciones. En primer lugar, una oficina diáfana podría ser un poco heavy de sobrellevar con 20 shurmanos aporreando fantásticos teclados mecánicos. Eso creo que se exagera, porque en mi despacho todos usamos teclado mecánico y da bastante igual

Lo que no hay manera es de conseguir que un teclado como el mío y sus 1100 gramos entren e un portátil actual. Bueno, sí, y encima tienes de regalo un transportín, y te sirve como escudo en caso de que se líe alguna tangana urbana. Juzgad por vosotros mismos

Los laptop normales no se pueden definir con teclado mecánico. Han de ser portátiles, no transportables. Por eso fueron los que introdujeron las teclas planas y  con mecanismo de tijera. El recorrido de 3,5mm pierde 2mm, la resistencia baja a menos de la mitad… pero, si se definen bien, son teclados perfectamente válidos. Yo llevo usando 15 años teclados thinkpad y son mis teclados preferidos en movilidad. Es lo mejor que he podido encontrar respecto a recorrido y resistencia en un portátil de negocios, y he escrito muchísimo con ellos. De hecho, el trackpad o ratón de clítoris es algo que echo de menos en un teclado mecánico, porque me aportaría el tremendo extra de no separar las manos del teclado para mover el cursor del ratón.

La cosa es que, para diferenciarse de productos de generaciones anteriores y seguir vendiendo, los fabricantes entraron de la mano de Apple en la terapia de la anorexia. Equipos cada vez más finos, de los 50mm de los portátiles del cambio de siglo a los exangües 10mm de los últimos años, donde han de caber pantalla, placa, alimentador, ventilador (cuando se usa)… y teclado.

Cómo habrá llegado a ser de extrema la moda, que los 1,5mm de los portátiles normales son «excesivos». Que ese milímetro se puede y se debe eliminar porque compite con la delgadez.

Deja que repose esa última frase

Espera…

Espera…

Espera…

Sí, eso mismo. Para que el portátil sea más delgado aún, y como sólo los ciegos pueden prescindir de la pantalla y nadie puede prescindir de la CPU, pues se prescinde del recorrido de la tecla. Total, reducir el feedback que reciben los dedos no es para tanto, por más que se pueda medir y por más que las mediciones han establecido una correlación entre feedback, velocidad de tecleo y ratio de fallos.

Pasa lo mismo con los smartphones y con muchos otros productos de consumo. Para mantener cifras de venta, los fabricantes tienen que reinventar productos y hasta categorías  para que el comprador abandone un producto todavía funcional y les vuelva a comprar el último, másmejorchachiguay producto que, aunque haga casi lo mismo, visualmente es lo suficientemente diferente como para «justificar» la compra.

La táctica está ahí. Es evidente. Es cosa de cada uno caer en ella o no, comprar o no, etc. El problema ha sido cuando la forma ha matado al huesped, que era el producto funcional. Cuando los macbook pro sustituyeron el teclado de tijera por el novérrimo teclado de mariposa, con bastante menos de 1mm de recorrido.

Coged una regla, por favor. Medid un milímetro.

Ahora observad esta gráfica de Marco Arment

Lo peor ha sido que Apple ha mantenido 4 años una serie de productos que han dado problemas una y otra vez a los usuarios. Que, aunque a alguno no le pase, llegan muchos más y sí les pasa. Apple reconoce un tremendo ratio de 11% de equipos con problemas, pero la cosa es peor aún:

Cogiendo con pinzas esa «encuesta», diría que tiene su base. Que, posiblemente, muchos más equipos tienen problemas. No sé si llegarán al 50%, pero imaginaos que es la mitad. Que es un 25%. Que un día estás comiendo pipas, se te cae un grano de sal y a tomar por culo la C. Que el granito no sale ni con el segundo bote de aire comprimido que tienes. A llevar a la tienda apple el equipo que te ha costado 2500 pavos, que te van a arreglar (no sé si gratis o pagando), pero que sabes que te puede volver a pasar en cualquier momento.

Apple parece que ha reculado. Que el MBP 2019 de 16″ vuelve a los teclados de tijera, doblando el recorrido de la tecla y haciendo mucho más difícil que el teclado deje de funcionar. Como dicen en ifixit:

We could have more nice things like this, if we demanded them

Side by side comparison of 2015 15" MacBook Pro, left, with 2019 16" MacBook Pro, right.
Side by side comparison of 2015 15″ MacBook Pro, left, with 2019 16″ MacBook Pro, right.

After that four-year journey through the dusty badlands, we’ve arrived at a MacBook Pro that has a functioning keyboard, and isn’t functionally much thicker or heavier than those that didn’t. You can tell the difference if you compare them side-by-side, carefully; otherwise, it feels like a sleek, slim MacBook. We’re certain Apple was loath to give up on something Designed by Apple in California, but they heard the outcry of customers and came to a sensible solution: using a technology that worked and was (moderately) repairable.

Imagine if we could push Apple to make other parts of their acclaimed device easier to repair on a part-by-part basis. Consider how they might respond if hard-to-replace ports and batteries, or soldered-on memory and storage sparked people’s ire.

It’s a bittersweet moment to see that we’ve ended up here, right where we started, but it’s possible to see a different path forward.

Como véis, este artículo no va de Apple ni critica a Apple por ser Apple. Critica la marcha de una industria que nos trata como gansos para producir paté. Que, en una carrera enloquecida porque compremos productos antes de tiempo, han llegado a extremos tan aberrantes como el del teclado sin apenas recorrido.

Y sobre todo, critica el absurdo predominio de la forma sobre la función en el caso de los productos que se necesitan para usos prácticos

 

Por jlchulilla | Dejar un comentario | Enlaza esta entrada
contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)