Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Entradas recientes

Archivos

26
May 2014
dispositivos de convergenciaHardwareOpinionesPost-HangoutPrimeras ImpresionesSurface Pro 3

Surface Pro 3, un equipo de bandera

Así de claro. No hay nada comparable en el mercado, y a un perfil de usuario mayor del que algunos creen les va a hacer tilín… si Microsoft echa el resto y comunica BIEN las ventajas del producto.

Y digo BIEN porque Panay lo hizo MAL (bajo mi punto de vista, claro). Por dos motivos fundamentales

  1. Compararlo con un equipo entry level de Apple. Lo he dicho más de una vez en los comentarios, y lo último que está en mi ánimo es fastidiar a mi amigo Quique, pero las cosas son como son. La pantalla de un Air es inferior a la de un MBP y no sólo por resolución. El teclado es el que es. etc. La pantalla del Pro 3 marca un nuevo hito en el sector y no sólo por resolución
  2. Por el uso de la tinta. Cómo se nota que Panay no usaba la tinta a diario. Tendrían que haberle echado pelotas y haber invitado al propio Gates, fan nº1 de la tinta desde tiempos de la picor. Que yo sepa, la sigue usando a cascoporro. Gates sí que podría haber hablado de la tinta con conocimiento de causa, y por lo tanto mostrar algo más novedoso que apuntar en un texto o rellenar un crucigrama.

La comparación con el AIR es una chorrada porque:

  1. No tiene lápiz
  2. No tiene pantalla táctil
  3. La pantalla es claramente inferior

¿Que es más caro? Claro. Pagas todos esos extras. Pantallaca contra pantalla ramplona en 2014

De hecho, tengo una comparación mejor: el Air con un chromebook. Obviamente los internals del Air son mejores, peeeeeeero el teclado es perfectamente comparable (testado por el que os escribe), la autonomía es comparable (inferior la de muchos ultrabooks, claro), lo que se puede hacer es comparable (tampoco vas a editar video en un AIR)… y por el precio de un AIR tienes 4 chromebooks. Para hacer cosas parecidas, siendo además la seguridad por defecto de un chromebook superior a la de un mac.

Vamos a suponer que en Redmond espabilan y comunican en serio. Sin bailarines arrojándose teclados. Sin mostrar la tinta como si la hubieran inventado ayer, en lugar de en tiempos de Windows XP tablet edition (2002).

Entonces pasamos a la pantallaca. PANTALLACA. Para empezar, un fabricante de PC se ha dado cuenta de que el 16:10 sólo va bien para ver pelis, pero para tablets es un churro. De hecho, yo llevo tiempo echando de menos las pantallas 4:3 en portátiles, porque el especio vertical da mucho juego: menos scroll, más info en vertical, etc. Luego está la resolución, que se agradece, y la relación de contraste, que anuncian como la más elevada. Esperar y ver.

Continuamos con el OneNote Anytime, o como le acaben llamando a la característica de despertar al equipo usando OneNote. A eso me refería yo en el hangout con que Samsung con su S-Note les ha pasado por la derecha. Vale que S-Note es inferior a OneNote en funcionalidades, pero está ahí, todo el tiempo, y es brutalmente útil y bien acabado. Esta última versión (la del Note 3) permite trabajar en cualquier momento, casi al instante y sin lag. En las reuniones tomo notas sin parar con el invento, y eso que la pantalla es el tamaño mínimo para tomar notas. Con 8 pulgadas sería perfecto, y con 12 en 3:4 también.

Onenote se ha pasado muchos años durmiendo en Redmond. A ver, lo mejoraban sin cesar… pero NO LO COMUNICABAN. Casi ni perry el ornitorrinco sabía que existía. Yo fui un early adopter en 2003, pero cuando tuve que cambiar de máquina constantemente me pasé a Evernote y estoy contento. Es inferior a OneNOte, pero en su momento me permitió emplearlo en windows, android y linux, sin problemas y siempre sincronizado.

Ahora me estoy planteando volver a Onenote por sus ventajas, pero tengo el handicap de que tendré que seguir manteniendo Evernote por mis miles de apuntes. Y si ése es mi caso, que parto de estar convencido, ni te cuento con los usuarios de evernote o incluso de S-Note. Microsoft va en la buena dirección, pero tiene que convencerlos de verdad. Y eso significa, en mi opinión, regalar la versión full a todo el mundo en todas las plataformas. Yo ya la tengo porque mi empresa está en el programa de partners, y la diferencia respecto a la versión gratuita es clamorosa.

No hay otra. Evernote ya es el estándar del sector, guste o no. Una parte del éxito de los galaxy note se debe a S-Note, porque si no no te comes el sobreprecio y vas a otro zapatófono más barato. Suma y sigue.

Y hablo tanto de OneNote porque a día de hoy es lo más parecido que conozco a una killer application en Windows y con tinta. Esperando su oportunidad desde hace más de una década.

Hay un punto en el que le doy la razón a Mahjong: es un producto premium, de un precio que intimida. O que te tiene que compensar. Y además del peso, la PANTALLACA y la calidad de la carcasa, el lápiz te tiene que convencer. Por hardware esperamos que esté solucionado (aunque no me mojo sin probarlo, yo soy de wacom «de toda la vida»), pero hace falta software.

Nada mágico y con polvo de hadas. Algo que funcione, que sea gratis y que aporte más y más claramente que S-Note, que quizás es incluso más apropiado para baremar que evernote. No por nada S-Note es mucho más lápiz-céntrico que Evernote.

También deberían apoyar el desarrollo de aplicaciones acojonantes con tinta. Perder el miedo a pagar al desarrollador que cree algo asombroso, que atraiga las miradas. Darle publicidad, que se vea más allá de patéticos astroturfings y product placements. Que quien lo cuente lo haga convencido, que diga «esto es la bomba».

Que no haga falta comparar con nada de la competencia (qué patético fue lo de la pesa y el air, qué acomplejado parecía). Que sea la competencia quien se compare con un producto alucinante, o que no lo haga y que ese producto alucinante siga atrayendo las miradas.

Yo sí creo que es un nuevo segmento, cuyo principal problema es que todavía no le han echado el resto en comunicarlo. Estoy convencido de que sustituye a los tablet sin despeinarse (800 gramos en ese formato no es nada), y respecto a los portátiles… no me mojo.

A ver. Mi surface original (secuestrada por mi padre) se puede usar encima de las piernas (lap-top). Con teclado touch, que aparentemente es inusable hasta que te das cuenta de que no hay problema en meterle zurriagazos, y entonces acaba siendo útil (aunque lejos del baremo internacional, los teclados thinkpad previos al maldito chiclet, y por supuesto incomparable con un teclado con actuadores cherry brown o red). Pues bien, a poco recorrido que tenga el nuevo type cover, si tiene un tacto parecido al anterior es perfectamente usable.

Mi problema es el equilibrio. Aún con la patacabra, me asustaba emplear el surface sobre las piernas. No tengo claro que el nuevo imán del cover, que lo sujeta a la banda inferior del marco de la pantalla, sea por completo la solución. Se me ocurre que, dado que es imposible contrapesar a la parte tablet, quizás se le podría añadir un a modo de basto de silicona al borde de la patacabra, igual que el pie de la patacabra de una moto. Más superficie y con buena fricción = se quedaría más firme sobre las piernas. Si se quiere cerrar el tablet, se quita el accesorio y listos.

Si alguien lo fabrica, se lo compro. Pero aquí queda el arte previo :D

Hasta aquí lo que me preocupa. Mi decisión final la tomaré cuando pruebe el lápiz N-trig. Lo de las pilas no me preocupa lo más mínimo: avisado del tema, compraré dos paquetes de AAAA en una relojería y los almacenaré con cuidado. Mi problema es la precisión, la fiabilidad y la rapidez de respuesta. Ahí mi baremo es Wacom y soy extremadamente exigente. Ya probé un N-trig en mi HTC flyer de 7″ de 2011, y aunque es usable es claramente inferior a Wacom.

Si me meto en este embolao, con un i5 tendría suficiente. Incluso con un i3, porque en muchas ocasiones curro con un core 2 de 2009, pero el problema es la memoria y el disco: dudo muchísimo que saquen un i3 con 8gb de RAM y 256gb de SSD. 8 Gb es mi mínimo actual (si me apuras, 5), y con 128 Gb no tengo suficiente para mi curro.

Para gustos, colores. De hecho, 12 pulgadas me parecían pocas hasta que supe de la resurrección de la relación 4:3 (Alelu-Yah!). Ahora me parece que entra dentro de lo aceptable, recordando lo bien que he trabajado con el X61 tablet… que es del mismo tamaño, aunque de 4 veces su grosor. CUATRO VECES

2uhr63c

Por responder a la comparación de Mahjong:
– No compro dell. sus decisiones de diseño son incompatibles conmigo. Para gustos, colores, insisto.
– Ojete con el lenovo yoga 2. No es gama thinkpad, y eso es crítico en lenovo. Incluso el nuevo thinkpad yoga tiene problemas de ghosting en la pantalla de algunos equipos
– No compro mac. No son compatibles con mi software, y aunque hay cosas que me atraen de OSX me fastidia emular lo que uso nativo todos los días. Además, si me metiera en un MBP, me fastidia que la GPU mejor que ofrecen sea tan ramplona.

Si no me convenciera completamente el Pro 3, mis alternativas actuales son:
1. Thinkpad T440s. Equipazo. Pantallaca. Siguen siendo materiales, acabados y componentes thinkpad. Me fastidia el abandono del viejo teclado thinkpad y que reinventen lo que funciona, pero se lo podría consentir.
2. HP elitebook 8470W o equivalente. Carcasa a prueba de muchas cosas. Materiales y componentes de primera. Tendría que ver el modelo de teclado concreto, porque el tacto del 8570W no me gustó lo más mínimo
3. Thinkpad W530. Equipazo. Pantallaca. Teclado casi como los antiguos. A prueba de bomba.
4. Thinkpad Yoga, si finalmente aseguran una solución al ghosting y/o si dejan de emplear esas pantallas LG del infierno. Que no deberían ahorrar en un thinkpad, dado sus precios.

Mi portátil de trabajo actual es un W500 de 2010. El teclado aguanta mi maltrato. La lámpara es lo único criticable, pero cuando se calienta (como lo oís) alcanza una luminosidad aceptable (aunque no óptima). La pantalla en sí es de 1900×1200, perfecta para currar. Con 8Gb y un SSD de 256 que le he puesto, vuela.

Si miro por otro equipo es para aumentar la autonomía y para mejorar pantalla. No voy a dejar de usar el W500 hasta que se caiga a pedazos. Pero tras muchos equipos que han pasado por mis manos, soy un creyente en los materiales de calidad y los componentes de primera. La diferencia de precio se paga a sí misma a partir del segundo o tercer año. Mi padre, por ejemplo, tiene un thinkpad T40 de 2004 que funciona como un reloj con windows 7 y 1Gb de RAM.

Y a esa fiabilidad es a lo que los profesionales deberíamos apostar. El ultrabook fue un intento para revitalizar las ventas, y en no poca medida postureo, o eso me parece. El peso parece el puñetero santo grial para algunos, pero yo creo que es sólo un factor a tener en cuenta, menos importante que la autonomía o la resistencia y calidad para mis necesidades.

No digo que los equipos resistentes y fiables se estén dejando de fabricar. Pero creo que la presión de los ultrabooks y el espejo errado que es apple y sus equipos para prosumers están haciendo mucho daño. Lenovo abandona sus teclados, lo mismo que HP para sus elitebooks (aunque el trackpoint sigue presente en ambos… de momento). Tengo la impresión de que ya no pesa tanto para las decisiones la resistencia de las carcasas y la reparabilidad (en ese último sentido, Apple marca una muy desgraciada tendencia).

Por eso creo que el Pro 3 va en la buena dirección. Quizás no tenga la resistencia de un elitebook o un thinkpad. Vale. Pero no es aluminio ni los otros materiales de chichinabo que se emplean mayoritariamente en los ultrabooks. Hace tiempo comprobé sin querer la ventaja del magnesio, porque le di un toquecito accidental al MBP aluminoso de uno de mis mejores amigos, y adivinad cuál se melló. Magnesio, quizás una funda de silicona y el cristal gorilla glass es más de lo que ofrecen la mayoría de los ultrabooks.

De hecho, pensadlo: un ultrabook reparte su espesor entre pantalla y teclado. Todo el espesor del PRO 3 es para el cuerpo, con lo que aunque son 9mm hay más espacio que en un MB air y equivalentes de otras marcas.

Y hasta aquí. No me disculpo por la longitud del análisis, porque me ha parecido muy importante meter un contexto, hasta en clave personal. El Pro 3 no nace en el vacío, sino en un sector y en un segmento. Las comparaciones han de ser adecuadas, y de hecho ES MEJOR NO TENER QUE HACERLAS.

Si Microsoft echa el resto comunicando el pro 3, con anuncios creíbles y con reportajes sinceros en youtube, pueden dar alas a un ganador.

A ver qué hacen.

Por jlchulilla | 39 Comentarios | Enlaza esta entrada
contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)