Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

26
Abr 2013
AnálisisHardwareOpiniones

Usando la Acer Iconia W510 de Quique

Pues sí, el tan esperado día ha llegado. Hoy pretendo hablar de mi primer acercamiento a la Acer Iconia W510 funcionando.

HARDWARE
La Acer Iconia W510 tiene un hardware que bien podría clasificar como «netbook» con forma de Tablet. Tiene al polémico Intel Atom, aunque es una versión muy mejorada respecto a la que usaban las netbook hace algunos años atrás. También tiene unos relativamente escasos 2 Gb de RAM y algo más típicos 64 Gb SSD. La gráfica y chipsets también son de Intel. En pocas palabras, esta tableta está lejos de ser un diablo en la velocidad, más bien promete un rendimiento básico a un bajo precio.

Eso no ha impedido que venga equipada con un juego completo de puertos estándares: mini-USB 2.0, mini-HMDI, microSD y Jack 3.5 mm. También incluye todas las normas de comunicaciones que se esperan hoy en día, a excepción de capacidades de telefonía celular: WiFi a/b/g/n, Bluetooth 4.0 y el novedoso NFC. También incluye GPS, giroscopio, bruguja y demás chiches que se esperan de estas Tablet, como cámara frontal de 2.1 mpx y cámara posterior de 8 mpx con flash LED y con la promesa de grabar video en HD.

Existe un modelo más equipado que también incluye capacidad 3G y ranura para la tarjeta SIM, pero no está disponible en mi país. Para ser honesto, tampoco la hubiese comprado porque prefiero pagar un único contrato de telefonía celular para mi Smartphone y usarlo como router WiFi de mi Tablet y demás dispositivos.

Por ahora, lo único que criticaría del puerto mini-USB 2.0 es que parece que no transporta suficiente energía como para cargar mi Smartphone, aun así puedo utilizar mis discos duros externos sin problemas.

Existen algunas especificaciones técnicas adicionales pero me parece que no valen la pena, cualquiera puede consultarlas en el sitio web del fabricante. Lo importante es, repito, entenderla como una «Tablet netbook«.

El ATOM ¿TAN MALO COMO DICEN?

Esta Tablet en particular viene con el polémico microprocesador Intel Atom. Este microprocesador es la apuesta de Intel para intentar penetrar en el mercado no sólo de las Tablet, sino también de los teléfonos. Intel cree, de hecho, que su Atom es superior a ARM.

A pesar de que Intel comenzó a diseñar sus Atom para su proyecto de MID (unos aparatos para acceder a Internet que podrían verse como antecesores de las modernas Tablet), PDA y smartphones, la industria los adopto para algo más mundano: las netbook. Unas computadoras portátiles muy pequeñas, livianas y baratas destinadas a un uso básico. A cambio de un precio bajo, terminaban siendo muy lenta y sus baterías también solían ser bastante modestas. Fueron un gran éxito comercial pero desprestigiaron, con razón, a los Atom. Desde esa época y hasta el presente cada vez que la gente habla de Atom se imagina algo lento, limitado y barato.

A pesar de ello, Intel ha ido actualizando su apuesta año a año y la última generación de su Atom es más competitivo que nunca. ¿Cuál ha sido mi experiencia con el mismo? Debo adelantar que aún no he podido hacer pruebas más exhaustivas, pero esto es lo que puedo decir:

  1. La nueva generación del ATOM consume muy poca energía. Mucho menos de lo que yo imaginaba. La tableta no tiene ningún tipo de ranura de ventilación ni ningún ventilador. No los necesita. Existe una zona donde levanta un poco la temperatura y llega a ser tibia, pero parece algo más relacionada con la propia batería que el microprocesador. No me ha resultado molesto hasta ahora aunque diría que son algunos grados más de lo que se calienta el iPad 2 (pues sí, también se calienta en ocasiones). El resultado es que la Iconia W510 es silenciosa y fría.
  2. Repetimos, la nueva generación del ATOM consume muy poca energía. Cuando leía en las especificaciones que tenía sólo «dos celdas» temblaba al comprar esta Tablet. Las netbook de antaño también tenían dos celdas y duraban, con suerte, dos horas. Pues bien, la Iconia W510 promete unas envidiables 9 horas y yo diría que las supera. Para ponerlo en perspectiva, Microsoft promete que su Surface RT alcanza las 8 hs., una hora menos que la Iconia. Tengo un iPad 2 que promete 10 hs y debo decir que en ambos casos soló se cargan durante la noche y luego se utilizan todo el día sin problema. Como la Iconia tiene software profesional más importante que el iPad 2 se termina usando durante más tiempo y, a pesar de ello, su batería igual aguanta todo el día. Eso sí, al llegar la noche la batería de la Iconia está más descargada que la del iPad 2 pero, en última instancia, lo que importa es que ambos me proporcionan la misma libertad. Ambos son «un día sin cables».
  3. Encendido instantáneo. Al igual que un ARM, la Iconia W510 se enciende casi instantáneamente. Diría que hay un ligero retraso respecto a un iPad 2, pero no es significativo. Mi Macbook Air también cuenta con encendido instantáneo y utiliza un i5 por lo que me parece que esta virtud ya no es patrimonio de los dispositivos con ARM.
  4. Notificaciones permanentes. Sin que tuviera que configurar nada, la Iconia recibe permanentemente los mail, actualizaciones de las redes sociales, etc. Incluso se sincroniza con Skydrive mientras está en reposo. Esto también lo puedo hacer con mi Macbook Air pero, hasta ahora, en la Iconia esto sucede con todas las aplicaciones. En mi Macbook Air algunas aplicaciones, incluido iCloud, parece que prefieren no sincronizar cuando están en reposo.
  5. Delgadez Extrema. La Iconia W510 es, de hecho, ligeramente más delgada que mi iPad 2 y, aproximadamente, 100 gramos más liviana. Y esto a pesar de que su pantalla es prácticamente una pulgada más grande. En este aspecto también el Atom parece que no tuviera nada que envidiarle a ARM, ya que permite disfrutar de Tablet con una delgadez competitiva.
  6. x86. Al igual que cualquier otra PC, utiliza el Windows 8 de toda la vida y sus aplicaciones, drivers, etc. Si no le gusta Windows y tiene los conocimientos suficientes, debiera poder cambiarlo por cualquier otro sistema operativo para PC. Si no le gusta Windows 8 también debiera poder quitarlo e instalar Windows 7 o inferior. Atom continúa siendo sinónimo de PC.
  7. Pero no todo es color de rosas. Atom continúa siendo lento. Aún no puedo hacer pruebas exhaustivas pero da toda la sensación de ser mucho más lentos que mi Macbook Air equipada con i5, 4Gb RAM y otras prestaciones más típicas de las ultrabook. En una Macbook Air se puede editar video razonablemente bien, en la Iconia W510 es dudoso. No se percibe ningún retraso al interactuar con el sistema operativo, pero si se percibe algo más lento que el iPad 2 al cambiar de una aplicación a otra, iniciar una nueva aplicación, etc. Así que en pocas palabras, Atom es más lento.

    ¿Desagradablemente lento? No. Por lo poco que he podido probar, de hecho parecen ser sensiblemente más rápida que las PC de escritorios DELL con Intel Core 2 Duo y 2 Gb RAM con Windows 7 que utilizo en el trabajo. Lo cual implica que es más que suficiente para Internet, PIM y ofimática. Esas DELL utilizan componentes de escritorio y son conocidas como PC «administradas» debido a su optimización para uso corporativo, por lo que en realidad habla bastante bien de esta nueva generación de ATOM el poder superar ligeramente la velocidad de estas DELL que recibió mi oficinas hace dos años atrás.

    También es evidentemente más rápida que mi aún más vieja TX2032la, que utiliza un AMD Athon, 2 Gb RAM, un GPU nVidia, etc.

    Sigue siendo lento pero ya no estamos hablando de algo enfermizamente lento.

    Eso sí, yo no soy jugador pero me da la sensación de que para los amantes de los juegos un iPad 2 puede proporcionar una mejor experiencia que esta wintablet Atom.

Esto es todo lo que puedo decir por ahora respecto al desprestigiado Atom. Sigue teniendo sus defectos pero se ha vuelto más competitivo que nunca, especialmente frente a las Tablet equipadas con ARM, como la Surface RT, el iPad y cualquier androtablet.

Siempre pensé que las wintablet Atom estaban en un «incómodo» término medio entre las wintablet RT y las wintablet iSeries, ahora me veo obligado a reevaluar mis preconceptos y comienzo a pensar que, quizás, está en un «interesante» término medio. Al igual que una iSerie, puede usar todo el software que se acostumbra en cualquier PC pero, al igual que una wintablet RT, no deja de ser más que un complemento o periférico de una verdadera y poderosa computadora personal principal (sea de escritorio o portátil).

Lo bueno de todo esto es que Atom y ARM comienzan a competir entre sí respecto a proporcionar poder y autonomía a las personas y no se me ocurre mejor y más saludable competencia tanto para el presente como para el futuro de la industria.

WINDOWS 8 Y LAS APLICACIONES

La Acer Iconia w510 utiliza Windows 8. El mismo sistema operativo que podemos encontrar en cualquier otra PC actual. Por si no lo recuera, Windows 8 es la sumatoria de algo nuevo llamado ModernUI y de algo viejo llamado «escritorio», aunque prefiero llamarlo «Windows 7 Plus» porque incorpora algunas ligeras mejoras respecto al escritorio tradicional que encontrábamos en el Windows 7.

Muchos pueden extrañar el menú Inicio pero aquí está más presente qué nunca. Es un botón físico en la parte inferior de la pantalla, a imagen y semejanza que cualquier otra Tablet. Es grande, es visible, sólo que no está en una esquina de la pantalla, sino en un botón en el marco de la pantalla, justo en el medio. Apto para zurdos y derechos.

Ya había probado Windows 8 en el pasado (pueden encontrar el artículo por allí) pero era en una poderosa computadora de escritorio con i5, 8 Gb de RAM, 1 Tb de disco duro y otras especificaciones envidiables. Un hardware mucho más generoso del que encontramos en la Iconia W510. ¿Cómo es la experiencia aquí? Es temprano para sacar conclusiones pero este es mi análisis preliminar:

  1. ModernUI se lleva muy bien con las pantallas pequeñas. No así el escritorio tradicional, donde cuesta tocar con el dedo algunos iconos demasiado pequeños.
  2. ModernUI no sólo es una interfaz gráfica nueva, también hay cosas por detrás. ModernUI también implica algunas mejoras internas, en el motor, que no son visibles para las personas comunes (yo inclusive, pues tampoco sé mucho de mecánica). Mejoras destinadas a que el software este mucho más optimizado para su uso en hardware limitado. Y estas mejoras se notan. ModernUI parece correr más rápido en estas pequeñas computadoras que el escritorio tradicional.

    Y este beneficio no abarca sólo al sistema operativo, sino también a las aplicaciones. Las aplicaciones diseñadas para ModernUI se sienten más rápidas en todas las situaciones.

    No sólo se trata de mayor velocidad, también tiene que ver con el consumo de energía. Todo lo que tiene que ver con ModernUI parece consumir algo menos de energía que sus hermanos de escritorio, y eso se agradece siempre en un Tablet.

    Es muy práctico mantener la compatibilidad con aplicaciones heredadas, pero el costo en cuanto a velocidad y autonomía se paga.

  3. Después de haber usado Windows 8 en una computadora de escritorio con una gran pantalla, teclado y mouse, cuesta un poco acostumbrarse a que los gestos son diferentes los dedos. Para mí eso es inconsistente. Para colmo, en algunas cosas parece más bien un retroceso. Otro día abordaré esto con mayor profundidad pero para seleccionar mosaicos con el mouse basta hacer clic derecho, mientras que con el teclado basta presionar la barra espaciadora. Pero con el dedo es necesario hacer un ligero movimiento hacia arriba o hacia abajo que no es tan intuitivo ni funciona siempre, abecés se interpreta el movimiento como un intento de mover el mosaico.
  4. La transición desde el escritorio hacía ModernUI es incompleta o inconclusa. Muchas cosas del propio Windows 8 no tienen versión para ModernUI por lo que te envían al escritorio tradicional, como el administrador de archivos. Muchos accesorios tradicionales de Windows siguen allí pero sólo funcionan en el escritorio tradicional y no pueden funcionar en ModernUI, por ejemplo, «recortes» o la calculadora.
  5. Lamentablemente algunas aplicaciones «metrificadas» pierden más de lo que debieran. Esto merece más abordaje pero por ahora daré dos ejemplos. El primer ejemplo es que el OneNote metrificado tiene mucho menos opciones que su hermano de escritorio. Segundo, el Skydrive metrificado no almacena archivos off-line por lo que parece más una aplicación del paradigma «post PC» que del paradigma «PC Plus».

Esto es todo lo que puedo decir de Windows 8 y las aplicaciones por ahora. Aunque tengo algunas críticas, ModernUI es lo mejor que le puede pasar a una Tablet, tanto desde el punto de vista de su facilitad para usarla con el dedo (frente al escritorio tradicional), como a la eficiencia de sus aplicaciones. Siempre que sea posible, es mejor usar ModernUI que una aplicación heredada. La excepción es que no exista una versión para ModernUI de la aplicación que necesita y/o que la «metrificación» es tan extrema que se pierden funcionalidades críticas que usted necesita.

FACTOR DE FORMA

Este es uno de los temas que más me interesan pues el factor de forma y la ergonomía influyen sobre el estilo de uso que le doy al aparato.

La W510 tiene una pantalla de 10.1″, que sería una de las más pequeñas para wintablet disponibles hoy en día. Es la misma que encontramos en la Surface. No son las 11.6″ que encontramos en las ultrabook más ligeras. No son 13″ ni mucho más. Pero este es un equilibrio delicado, cuanto más grande la Tablet es más voluminosa y pesada. Pero en este caso la pequeña pantalla contribuye a disfrutar de una Tablet que es muy compacta y pesa muy poco. En mi caso en particular, creo que es el tamaño ideal.

Es aproximadamente una pulgada más grande que la que encontramos en el iPad 2, pero no es esta una diferencia significativa. La verdadera diferencia está en que adopta el formato 16/9, en vez del 3/4 del iPad. Esta diferencia es significativa. La Iconia W510 es significativamente más larga que ancha. De hecho, es ligeramente más larga que el iPad, pero también es más angosta. Puesta en vertical, el iPad conserva un teclado algo más grande y muestra algo más de información que la Iconia, pero en horizontal la cosa se revierte y la Iconia muestra más información.

Puesto en horizontal, en el iPad es posible trabajar con un documento de texto cuyo tamaño de hoja sea A4. Contrario a lo que yo pensaba al principio, no entra la hoja a todo su ancho, pero si lo suficiente para trabajar sin tener que hacer zoom. En la Iconia, esa pulgada adicional de la pantalla sumado al factor de forma 16/9 permite ver una hoja A4 a todo lo ancho e, incluso, sobra algo de pantalla. Mientras que en el iPad no podemos ver y trabajar con los márgenes, en la Iconia sí. En Excel también es posible ver una mayor cantidad de celdas y en PowerPoint se ven mejores las filminas diseñadas para aprovechar el formato de cine. De más está decir que las películas se ven mejor porque ocupan toda la pantalla sin necesidad de bordes negros por encima o por debajo.

El factor de forma 16/9 tiene una ventaja adicional. Como es más delgada que el iPad 2, en realidad se puede sostener toda la tableta con una única mano. Es algo incómodo y se tiene que disfrutar de una gran mano, pero se puede. En el iPad eso es imposible, invitando a sostenerla siempre que fuera posible con ambas manos. Esta diferencia no es menor, al menos en el tiempo que la llevo usando, la Iconia cansa menos en las manos que el iPad 2. Y yo no creo que eso sea gracias a los 100 gr. Menos de pesos o a tener un milímetro menos de grosos. Creo que todo tiene que ver con el factor de forma que facilita sostener la tableta con las manos.

De más está decir que con si la pantalla fuera más grande, digamos que de 11.6″ o más, la cosa se complica. Al igual que el iPad, nunca podría sostenerlo con una única mano. Claro ésta, que esa pulgada adicional proporcionaría una ventaja: en vertical el ancho de la pantalla sería muy perecido a la del iPad, disfrutando de un teclado similar y otras virtudes.

¿Qué es mejor? creo que las pantallas de entre 9 y 10 pulgadas que encontramos en el iPad y la Iconia son ventajosas al equilibrar muy bien la máxima portabilidad a la vez de que permiten disfrutar de las cosas en tamaño natural. Las pantallas más pequeñas requieren zoom o ver las cosas a una escala menor. Las pantallas más grandes terminan siendo más voluminosas y pesadas y cansan con el uso.

También creo que el factor de forma 3/4 del iPad es más equilibrado si se piensa usar en forma predominantemente vertical. Pero la Iconia es más ventajosa para trabajar en horizontal ya que proporciona espacio para ver las cosas en su verdadera escala sin concesiones, ni siquiera nos perdemos de ver los márgenes de la hoja.

Finalmente, creo que el formato 16/9 con pantalla de 9 o 10″ facilita mucho sostener la misma con una o ambas manos por largos períodos de tiempo. Y eso se agradece. Yo generalmente termino usando mi gran barriga como tercer punto de apoyo, por no decir pupitre, pero la realidad es que la Iconia se manipula en forma más relajada que el iPad.

ROTACIÓN DE PANTALLA

Un último comentario se merece la rotación de pantalla. Si algo tiene de agradable las Tablet es que podemos girarlas, rotarlas, usarlas un rato en horizontal y otro en vertical. Debo decir que en este aspecto en particular el iPad 2 le gana a la Iconia.

En el iPad cualquier giro suave es acompañado del correspondiente giro en la pantalla. Giro que se refleja en una rotación de la imagen bastante visible, agradable e intuitiva. Se ve como gira la pantalla. En la Iconia, en cambio, el procedimiento es más burdo y en esto parece ser corresponsables tanto el hardware como el sistema operativo.

En primer lugar tenemos que girar la pantalla con firmeza, muchas veces me encuentro intentándolo un par de veces hasta que se produce el efecto, tratando de poner la Tablet bien en vertical y hasta sacudiéndola ligeramente.

En segundo lugar el efecto visual es más confuso. Durante la transformación la pantalla «se hunde» y «resurge» en la nueva posición. La pantalla no gira, sino que aparece directamente con el cambio de orientación. Es una animación que me resulta menos intuitiva.

De ambos defectos, la dificultad de la Iconia de detectar que la he girado es el problema más grave. Es un factor que se agradecería que mejoren con alguna actualización de los drivers o algo similar.

THE END

Seguiré profundizando sobre el tema de la Iconia. Hay muchos aspectos que faltan abordar y cosas que me gustaría comparar con otras computadoras y Tablet.

Continúe con la sintonía.

Pero, al menos por ahora, vamos a dejar de lado el suspenso. El corazón de Mahjong me lo reclama.

Por Quique | 21 Comentarios | Etiquetas: , , , | Enlaza esta entrada
contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)