Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

23
Jul 2016
Análisisdispositivos de convergenciaEn busca de la Tableta idealExperienciasMicrosoft

Surface Pro 3 vs Surface Pro 4

De mi entrada anterior cagándome en Microsoft y toda su ralea, a Abulafia le surge la idea para que haga una comparativa entre la SP3 y la SP4…

El que escribe, que no necesita ver la puerta abierta de un coche para subirse a él, no necesita más. A lo mejor no es lo que esperáis, pero es lo que hay. De todos modos, leed hasta el final porque hay sorpresa.

Si alguien me diera 2000 euros sin más en la puerta de una tienda de Microsoft, ¿entraría y me compraría una Surface? No. No por el hardware, no por el software. (Sí, ya sé, jodíos, tengo dos -en realidad tres y he llegado a tener hasta cinco modelos diferentes-, pero esa es otra historia).

A la pregunta de cuál de las dos es mejor, intrínsecamente hablando, evidentemente la SP4 es mejor.

No os puedo contar sobre su duración de batería, porque el uso que le he estado dando hasta ahora no ha sido el habitual, sino que sigo añadiendo/quitando cosas, sincronizando elementos entre mi NAS y la SP4, pero puedo adelantar que dura algo más que la SP3, obviando el hecho de que a la SP3 no le dé un yuyu y se vuelva loca al 100% de CPU o similar, cosa que es casi imposible durante una sesión de uso normal.

Sí que os puedo contar que es mucho más “sobria” en cuanto a sopetones, calentones, subidones de adrenalina y similares. Se calienta, poco pero se calienta a veces, como cuando a Windows le da por hacer una pasada con Windows Defender, o te estás bajando algo de internet (con Edge), o estás viendo un vídeo.

Hace un par de días, Z me preguntó por una especie de ruido blanco que ella estaba oyendo y yo no. Me preguntó si era la tableta, la SP3, pero que lo oía muy poco. Pues no, no era la SP3, era la SP4, pero yo solo era capaz de advertirlo si acercaba la oreja al filo de la tableta.

¿Qué estaba haciendo? Pues la CPU al 60% comida por el servicio de Microsoft Health. Así que borré la aplicación y listo.

Para resumir: salvo cuando actualiza firmware no la he visto nunca con los ventiladores a tope. La SP3 los pone cada dos por tres, y se calienta mucho. Lo suficiente como para que resulte incómodo tocarla con la mano. La SP4 también se “caloret” un poco, pero no resulta incómodo a no ser que tu mismo estés acalorado.

No, no es tan fría como una iCosa. Ni de lejos. Digamos que mis iCosas se calientan cuando les doy mucha caña al mismo nivel de temperatura que la SP4 en su estado normal.

Y sí, la batería de las iCosas dura sensiblemente más que la de la SP4 y por supuesto que la de la SP3.

La pantalla de la SP4 es mejor. No ya por el tamaño, que no se aprecia si no las pones una al lado de la otra, sino por la resolución. Digamos que se ve tan bien como un iPad, mientras que la SP3 adolece de cierta “borrosidad” o “escalamiento”, según la aplicación y si es Metro o Win32.

Eso no quiere decir que en la SP4 no haya de eso mismo. Por ejemplo, al abrir un documento desde una App Metro y mostrar el típico cuadro de diálogo Win32, este se ve completamente pixelado, de hecho más pixelado que con la SP3 porque el escalado es mayor, y a veces recuperas una aplicación Metro desde background y descubres que está borrosa hasta que la propia aplicación actualiza la pantalla porque hagas scroll o cambies algo en ella.

Desde luego no es un iPad. En este aspecto se le acerca mucho pero no lo es.

Otro tema curioso es el de las huellas morcilleras. Ninguna se ensucia tan rápido como el UMI Super o las otras tabletas chinorris que os hemos comentado, pero se ensucia con bastante más frecuencia que las de las iCosas.

La de la SP4 se ensucia menos que la SP3, y también cuesta menos retirar las huellas con el típico paño, pero ya no sé si es porque la pantalla de la SP3 es más vieja y por tanto ha perdido la capa oleofóbica, o simplemente porque es más “roñososa”. Creo recordar que siempre me costó de limpiar, peor no estoy seguro al 100%.

El rendimiento es algo mayor en la SP4. Ojo: algo mayor. No se trata de un cambio radical, pero se nota. Yo creo que pasa de la asquerosidad de tiempo que tardan las aplicaciones Metro en la SP3 a un tiempo razonable, de nuevo ni de lejos al de una iCosa.

No he hecho pruebas de fuerza bruta a ver cuál de las dos tiene más enjundias calculadoras, cosa que realmente me da igual porque nunca jamás les daré un calentón recodificando una película o un audio ni nada similar. Para eso tengo mi iMac i7 y mi NAS, que se las pinta solo, despacio pero solo.

Ni Visual Studio ni otras aplicaciones consumidoras de CPU. Para mi una SP es un equipo de ocio y de consumo (aunque pueda crear con él), igual que un iPad. (No, esto lo estoy escribiendo con mi iMac, más que nada por el teclado y porque Scrivener funciona mucho mejor).

A nivel de uso normal, el rendimiento es bastante más óptimo en la SP4, pero desde luego no es una razón justificada para el cambio, aunque si lo combinamos con su menor calentamiento…

Hay algo podrido en el diseño de los teclados de las Surface. Algo muy podrido, y por desgracia creo que es la propia Surface. No obstante, mientras que mi teclado da mucho por culo en mi SP3, hasta el punto de no funcionar o conectarse y desconectarse de forma aleatoria mientras lo usas -y creo saber dónde está el fallo-, en la SP4 funciona bastante bien.

Lo que no he hecho ha sido dejarlo conectado a ver si al día siguiente mi SP4 se ha quedado sin batería, o ver si me la enciende de forma aleatoria. Ni creo que lo haga, porque mi SP4 va a ser poco usada en “modo escritorio” (ya sabéis, efecto “gárgola” y demás).

De todos modos, las pocas veces que lo he usado, echo de menos, y no poco, que el trackpad no fuera más grande (en el de la SP4 lo es) y los gestos táctiles de los Mac. Joder, que no es tan difícil, y si hay patentes de por medio, seguro que Apple estaría más que encantada de cederlas por un quid pro quo.

En fin, es lo que hay.

Llegamos a mi punto favorito: el palito. El de las SP, digo.

Para resumir, la experiencia de uso del palito en la SP3 es óptimo. En la SP4 es más que óptimo. La sensación de desplazarlo sobre el cristal es mucho mejor, y el culpable es el propio palito, porque el de la SP3 en la SP4 va igual que en la SP3, y el de la SP4 en la SP3 va igual de bien que en la SP4.

Resumiendo el galimatías: Palito SP4 mejor que palito SP3. Si tu quieres misma experiencia de palito en la SP3, compra uno de la SP4. Las malas lenguas dicen que funciona perfecto.

Otro resumen: Palito de la SP4 mejor que palito de Apple. Sensiblemente mejor. La sensación de escribir sobre el cristal es mucho mejor en la SP4 que en las iCosas. Evidentemente no es lo mismo que escribir sobre papel, pero sinceramente casi me gusta más porque con el papel a veces el lápiz/boli se engancha, arrastra el papel, emborrona…

Una de las cosas que echo de menos, y no poco, es poder “pintar” con un cajetín. No me refiero al reconocimiento de escritura, al teclado virtual que se abre debajo (o donde quieras si lo sueltas), me refiero a ese cajetín para escribir a mano alzada que tienen algunas aplicaciones de dibujo en iOS, que se abre debajo como si fuera un teclado virtual y que replican lo escrito en la parte correspondiente del lienzo.

Por desgracia no he encontrado ninguna aplicación con ese elemento en la tienda de Windows, ni Win32… aunque donde me gustaría que estuviera es en OneNote, que tras la última actualización de ayer parece que vuelve a sincronizar rápido, o al menos de momento lo hace en mi SP4.

Respecto a la SP3, en relación con el rendimiento del palito, y respetando lo que ya he contado, no he visto diferencia apreciable. Sí que es cierto que parece, sólo parece, que el reconocimiento de escritura manual funciona algo mejor, aunque a veces, igual que en la SP3, se encasquilla y no es capaz de reconocer casi ninguna palabra.

Una de las cosas que me desagradan de las Surface en general es que distinguen demasiado entre “palito” y “dedos”. Dado que la pantalla se ensucia en seguida con los dedos, debería ser más limpio poder hacer cosas como scroll con el palito, pero en lugar de eso no suele hacer nada y si quieres usarlo, tienes que atinar con las barras de desplazamiento.

Es, quizás, la única característica que no me gusta del palito de las Surface.

Os he hecho la comparación de la SP4 con la SP3 con la versión RTM de Windows instalada en ambas. Ahora mi SP3 tiene la versión Aniversario, la penúltima build, y me parece que está funcionando igual de bien que la SP4, sobre todo tras las últimas actualizaciones del firmware, como si por fin hubieran resuelto los enormes problemas de calor, porque con la Aniversario el ventilador arranca las mismas pocas veces que en la SP4 y sin pasarse de ruido, y el calentamiento ha descendido en general.

Por lo tanto, tengo la esperanza de que la SP3 + Aniversario sea lo que en un principio quiso ser, lo que le ha costado casi dos años, seis si contamos toda la historia de las Surface y de Windows 10…

¿Sabéis qué me temo?: que ahora que funcionan bien, Microsoft abandone la familia Surface, como hace con todo cuando realmente empieza a conseguir la excelencia.

Estoy con el culo de mal asiento esperando la actualización de Aniversario… porque creo que va a ser cuando la SP4 (y la SP3 en menor medida, o quizás en mayor dado que funciona mejor) va a demostrar al mundo que sobresale en muchos aspectos y que se encuentra en el buen camino hacia lo que debió ser Windows y todavía no es.

(Fijaos cómo he empezado hablando de la SP y he terminado con Windows, porque no hay dos sin tres, y ninguno de los dos puede ser una estrella si no lo son ambos).

Me quedo con la SP4, y estoy dejando e usar iOS poco a poco. De hecho, en este momento llevo en la muñeca la Band 2. Me molesta un poco que no pueda mirar con solo levantar la muñeca el tiempo, ni si tengo algo en la agenda, pero por lo demás es perfecta aunque un poco más aparatosa, más que nada por el cierre de abajo, que es demasiado gordo y a veces me topa con la mesa y el teclado.

Ya estoy cansado de repetirlo: hace falta una Surface Mini. Ahora que Windows 10 es lo que debió ser respecto a las tabletas, se hace obvia la necesidad de una tableta con un tamaño entre un iPad Mini y un iPad de 9.7… Mi Lenovo Yoga Tablet 2 de 8” con Windows cubre el hueco, pero termina resultando exasperantemente lento, sobre todo si la dejas a un lado y coges un iPad y lo tienes todo en pantalla en menos de un segundo…

La falta de aplicaciones es otro handicap serio, y no me refiero a que no haya aplicaciones, me refiero a que apenas las hay de calidad y donde escoger. Y sí, Win32 a veces viene al rescate, pero otras no porque una aplicación Win32 muchas veces resulta completamente inmanejable de forma exclusivamente táctil.

Por RFOG | 7 Comentarios | Enlaza esta entrada
contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)