Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

21
May 2018
Opiniones

El RFOG se pasa a Windows… o casi

Y digo casi porque no ha sido posible, y eso que lo he intentado con todas mis fuerzas. Después del corte la historia.

Todo empezó una bonita mañana en la que le ofrecieron, nuevo, un HP Spectre x360 de 13”, con un disco duro SSD de 1TB, 16GB de RAM y un i7 de cuatro núcleos de octava generación. Equipo bonito donde los haya.

Y he de reconocer que rápido y funcional, siendo un dos en uno muy bien podría reemplazar a la combinación de tableta más portátil, máxime cuando apenas pasa del quilo de peso. Y de hecho los reemplaza con creces.

Como dice Sansa y JFK, no hace falta más como dispositivo único para los ganduletes como yo que se tiran más tiempo en el sillón o en el sofá que en la mesa de despacho. Si a eso añadimos una Surface Dial, miel sobre hojuelas, porque puedes hacer muchas funciones sin tocar la pantalla, mayormente desplazarte por los documentos.

No sé si os pasa, pero con las tabletas y los portátiles, cuando llevas un tiempo tocando el trackpad o la pantalla, las manos se te cansan de ir y venir o de estar en la posición. Pues bien, el Dial evita eso, y lo evita muy bien. También el Logitech del que hablé en otro lugar.

Otra de las cosas es la estabilidad de un 2 en 1 cuando está sobre las piernas. En esto tengo que reconocer a Sansa en que tiene toda la razón del mundo. La estabilidad de un iPad, aunque sea con funda con pie, o ya puestos una Surface con su pata de cabra, no es ni de lejos la de un 2 en 1 en modo tienda de campaña o con el teclado por debajo pero hacia atrás. Sobre todo para los que tenemos una marcada curva de la felicidad (que estamos gordos, vamos).

Evidentemente, para estabilidad, estabilidad, en modo portátil, pero entonces no deja de ser un mero portátil y los hay sensiblemente más baratos.

Por lo tanto, un dos en uno gana en estabilidad, y en relajación o más bien cansancio de las manos. En general, una tableta la tienes que sujetar al menos con una mano y, salvo el iPad Pro de 13 pulgadas, ponerla sobre las piernas para leer no es muy óptimo, así que un trasto de estos gana por goleada en eso. En mi caso, esa fue una de las razones por las cuales me dio por probar el HP.

La otra es la última actualización de Windows 10, la April del 2018, que, pese a todos los comentarios sobre los problemas que está dando por ahí fuera, a mi me va bien tanto en el Thinkpad como en el iMac del 2011 reconvertido en Windows. Para que luego digan que los MAC son caros. Son caros pero aguantan lo que no está escrito, y un poco más. De hecho Apple los obsoleta a fuerza de no actualizar el software o negar características interesantes, como el modo HiDPI en mi caso, y es una cosa de software porque con Windows 10 sí que alcanza los 4K en monitor externo sin despeinarse.

Bueno, decía que a mi me va bien. No todo lo bien que quisiera pero ha llegado a unos niveles de calidad que considero suficientes. Así que esta semana pasada me he arremangado y me he puesto a la tarea de intentar volver a vivir sin la manzana podrida, digo mordida.

La primera en la frente: no hay teléfono Windows, e iOS no se lleva muy bien con la plataforma, pero ya veríamos incluso de pasarnos al Androide con algún terminal gama alta. Pero primero lo importante.

Una de las primeras pegas que me surge es el tema de la sincronización. ¿Qué pasa cuando dejo un equipo y me paso a otro? Pues cuando tienes varios, la necesitas como agua para mayo, no solo para seguir haciendo las cosas donde las dejaste, sino también para no perderte.

Entonces descubro que con un 2-in-1 no necesito sincronización, o más bien esta pierde bastante importancia ya que, si dejas tu dos en uno para seguir en modo tableta, le das la vuelta al teclado… y sigues funcionando. 

Solo te queda la sincronización con el teléfono, y en este caso no existe. ¿No? Espera, espera. OneDrive es completamente compatible con Archivos de iOS y por lo tanto, un documento de Office, un PDF o lo que quiera, si lo tienes en OneDrive, lo puedes abrir no solo en Word, sino en cualquier otra aplicación compatible dentro de iOS.

¡La sincronización existe! Y está en OneDrive. Incluso puedes tener ficheros en local. Por lo tanto, otro punto a favor para Windows, no solo por el hecho de estar en él, sino también porque los barrotes quedan un poco más flojos.

Bueno, es un decir. Ahora tienes la libertad de bloquearte con Microsoft y sus tecnologías. Pero no son Apple. También podrías optar por usar la nube de Google y los documentos de Google, tanto en Apple como en Microsoft… Otra jaula, otros barrotes. Pero están ahí. Quizás tendrás más libertad y elegir entre iOS/macOS, Windows o Android, pero te bloqueas por otro lado. Como dijo no me acuerdo quién, la libertad es una ilusión.

¿Ha sido todo miel sobre hojuelas en el HP, quitando los defectos ya comentados? Pues no. La experiencia de escribir con el palito propietario es algo inferior a la de la Surface Pro, y encima el palito salta sobre la pantalla. Notas una especie de matriz de rayas y cuando escribes notas cómo el lápiz pasa por ellas.

¿Mejor que la del Apple Pencil? Pues haciendo abstracción de lo de las rugosidades, más o menos. El problema es que tienes que apretar bastante. Si deslizas el lápiz con la misma suavidad como podrías hacerlos con la SP de Microsoft o los propios iPad, escribe a trozos y, si es texto en el teclado manuscrito, reconoce mal.

Y no es un problema de mi unidad, es algo que he podido encontrar buscando en foros de internet. De todos modos, no es un problema que, al menos para mi, me moleste demasiado. Tan solo me tengo que habituar a apretar más.

¿Qué otros problemas he encontrado? Pues que OneDrive no anda muy fino en el renombrado de ficheros. Dejé caer unos doscientos PDF sacados de mi MAC, mayormente noticias guardadas, y algunos nombres de ficheros daban problemas con la sincronización, pero el intento de cambiarlos se convirtió en una misión imposible: cada vez que ponía el texto del nombre para cambiarlo, Windows me lo quitaba de las manos y o bien volvía poner el nombre antiguo o bien lo dejaba sin nombre (y entonces protestaba porque no lo tenía).

Otro problema con OneDrive (que no he tenido en otros equipos) han sido errores a la hora de descargar ficheros bajo demanda. De hecho me ha duplicado varios por ese motivo, lo que me ha dejado un poco de aquella manera, ya que eso debería funcionar bien con todos los equipos sean del tipo que sean.

De todos modos es otra cosa con la que puedo vivir, ya que la única sincronización de dichos archivos será entre el propio iPhone y el HP. Otra ventaja de usar solo un equipo.

La duración de la batería es otro problema de este equipo. Promete 16 horas, pero la realidad son seis como mucho, hojeando PDF y al 25% de brillo en pantalla. En resumen: una mierda pinchada en un palo de mierda.

Si os dais cuenta, pese a pequeños glitches, la experiencia es la que debe ser. Pero ahora viene el tío de la rebaja: el software. ¿Qué cosas hago en casa?

La más difícil es leer y anotar PDF. Tras probar Drawboard, y sufrir en carnes propias todos los problemas que da, cierres inesperados, lentitudes varias, pérdida de anotaciones, Xodo es una buena alternativa aunque esté sin actualizar bastante tiempo y se haya perdido todo el tema de sincronización en la nube que tienen sus hermanos en otras plataformas, aunque como ya he dicho, teniendo el HP no me hace falta, o más bien me hace menos falta. Además, Xodo consume menos recursos que Drawboard.

Correo. Aceptaremos la aplicación de correo nativa como tal. Las últimas versiones funcionan aceptablemente bien, y para el uso no profesional que le doy me resulta suficiente.

Leer. Primer problema. Me refiero a leer una novela, o en general leer algo que no sea un facsímil en PDF (o en otro formato). Evidentemente no leo con el MAC, pero a veces termino de hacer lo que tengo entre manos y estoy taaaaaaan cómodo en mi sillón o mi sofá que me da mucha pereza levantarme y coger el eBook o el iPad, por lo que abro iBooks y leo un rato hasta que me canso. Luego me voy a las iCosas y sigo allí. iBooks, quitando algún que otro enganche, suele funcionar bastante bien y sincroniza de forma automática tanto las notas como las posiciones de lectura. 

En Windows existe bastante software para leer, pero el problema básico es que todos son bastante mierdosos. Quizás el menos malo sea FictionBook Reader, que también sincroniza… pero solo entre Windows.

La aplicación Modern UI de Amazon ya no existe, y cuando existía era bastante asquerosa, y la versión de escritorio se come la batería como si no hubiera un mañana. Parece que esté calculado criptomonedas en segundo plano. Descartada.

Por lo tanto, si quiero leer en Windows, tengo que tener una máquina pequeña para leer en la cama. Me podría valer la Cube i7, o incluso el Lenovo Yoga Tab 2 con Windows, que tiene una pantalla cojonuda y una duración de pantalla todavía más cojonuda.

Aquí tengo dos opciones: o todo Windows o un eBook y punto. O dos. Uno en el dormitorio y otro por la casa. Los Kindle podrían valer, aunque no me molan porque no tienen el night shift al que, una vez acostumbrado, no quieres volver atrás. Últimamente estoy usando dos sendos PocketBook, un HD6 y un Ink 3, ambos dos fantásticos pero con una gran pega: no se pueden sacar las anotaciones, ni siquiera metiéndoles mano, así que termino leyendo en el iPad mini con iBooks, que tiene todo lo que quiero y funciona bastante bien. Y la pantalla, con night shift activado, no es ningún problema, al menos para mi.

Slack. Slack es bastante importante en este momento, porque es donde está la comunidad de WinTablet. En Windows, con Edge, funciona bien. Igual que InoReader, otro de los imprescindibles y, de hecho, desde que actualizaron la aplicación en iOS, apenas la uso porque es completamente antieergonómica. Parece ser que ya sabemos a dónde han ido los diseñadores despedidos por Microsoft.

Todo eso está bien, y con un pequeño esfuerzo de adaptación podría volver sin problemas y vender todas mis i y aCosas, y empezar a ahorrar dinero… (es un decir, pero queda bien). El problema es uno y se llama DEVONthink.

No existe nada equivalente en Windows. Nada. He probado varias herramientas pero ninguna le llega a la suela de los zapatos, incluso si dividimos su funcionalidad en partes.

Por ejemplo, dtSearch. Digamos que es lo que Windows Search quiso ser y no pudo. Es una herramienta que indexa carpetas para tenerlas en la punta de los dedos, e igual que DEVONthink, permite combinaciones y operadores para afinar. Y es rápido, muy rápido.

Pero la aplicación es completamente contra-intuitiva. Los resultados de las búsqueda te los presenta de forma muy chapucera, y la integración con Windows es bastante pobre. De hecho el programa es más una demo que un programa en sí, ya que de lo que viven estos señores es de vender SDK a terceros.

Y uno de esos terceros es File Center, que viene a ser un explorador de Windows pero con esteroides. La metáfora es la misma: carpetas (que el programa llama Cabinets) y dentro de ellas, subcarpetas, pero ya como tales. Permite búsqueda, anotación de PDF y trae una impresora virtual a PDF. El programa es bastante lento e integra dtSearch… que no funciona. Igual que Bing, busca pero no encuentra. 

Con este programa puedes realizar búsquedas con dicha utilidad y con el motor de Windows. Ya os podéis imaginar el resultado. En el primer caso simplemente no encuentra nada pese a haberme pulido el manual por completo, y en el segundo solo busca en los nombres de fichero y a una velocidad que te despeina…

Pero el mayor problema no es ese, el mayor problema es que en pantallas con DPI altas, todo se ve completamente borroso. Y no es un problema de Windows, es un problema de la aplicación ya que, por poner un ejemplo, dtSearch se ve impecablemente bien en Windows en el mismo HP.

Os estoy leyendo el pensamiento: OneNote y EverNote. Bien. OneNote ha mejorado mucho, pero mucho mucho. Sin embargo, si eliminamos de la ecuación la versión de escritorio que ya está discontinuada, la versión Modern UI deja mucho que desear.

Ahora que parece que sincroniza bien, para mi adolece de varias limitaciones bastante graves: es lento de cojones importando y mostrando cosas. La mayoría de las importaciones las hace como gráficos, y luego les pasa un OCR para las búsquedas, incluso cuando se trata de PDF impresos, que guarda anexo el PDF, venga este con texto o no.

Este caso es risible. OneNote ya sabe el contenido del texto, pero lo imprime como gráfico, y luego le pasa el OCR online, y el resultado siempre es peor, pero mucho peor, que si tuviera en cuenta el texto original.

Y luego la búsqueda. Busca pero no encuentra, el jodío, lo que también es una constante en Microsoft. La versión de escritorio busca dentro de los PDF, pero la oficial no, por lo que como gestor documental no vale una mierda.

Evernote, pagando sesenta y pico euros al año, no está mal y podría ser un sustituto en condiciones de la parte de scrapbook de DEVONthink. De hecho he usado 10 de mis atesorados puntos para volver a tener versión completa y he estado haciendo unas pruebas, y el resultado no ha sido malo.

Y finalmente llegamos a Scrivener. La versión de Windows no está mal, pero la de macOS le da cien mil patadas, aunque la de iOS sigue siendo la misma sin ninguna mejora ni integración interesante, así que no la uso para nada pese a tenerla comprada.

Por lo tanto, sumando parcialmente, sí que me podría pasar a Windows de nuevo, con ciertas limitaciones que tendría que ir puliendo poco a poco. Sería un ahorro a la larga ya que los equipos con Windows son algo más baratos (me refiero a los premium) si no tenemos en cuenta la gama Surface, que es sensiblemente más cara que la de Apple. Ahorraría en espacio de nube, ya que dejaría de pagar los 2TB de Apple y lo tendría todo en OneDrive, y lo que es más importante: perdería el ansia viva que me entra ante cada novedad de la manzana agusanada. 

Otra cosa que queda en el tintero es el tema de compartir con mi señora esposa. Ella es una fan de Apple y solo retiraré el MacBook de sus frías manos si automáticamente le pongo otro mejor y más potente, aunque no de mayor tamaño y/o peso. Y del iPhone mejor no hablamos.

Y me parece que a mi también tendréis que quitarme el iPad de mis frías manos para darme otro mejor.

Nota: esta es una entrada conjunta con mi podcast Leña al Mono que es de goma, perteneciente a la red de Sospechosos Habituales.

Por RFOG | 1 Comentario | Enlaza esta entrada

Un Comentario

Bardolobo
Enviado el 23/05/2018 a las 22:49 | Permalink

Joer, me retiro (temporalmente) del slack y me tratáis de convertir al lado luminoso a Rfog. Dejadlo en el lado oscuro de la manzana mordida que vivimos muy bien allí

Deja un comentario  

Tu email nunca se publica o se comparte. Los campos obligatorios están marcados con *

*
:wink: :-| :-x :twisted: :) 8-O :( :roll: :-P :oops: :-o :mrgreen: :lol: :idea: :-D :evil: :cry: 8) :arrow: :-? :?: :!:
Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)