Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

30
Dic 2012
AnálisisDesarrolloModern UIWindows RT

Dune II, gratis desde el navegador

Dunecuadro2El juego que sentó las bases de todo un género puede jugarse on-line de manera gratuita en tu navegador…

¿Será posible demostrar por el camino que el Internet Explorer 10 es el mejor navegador para tabletas que el Safari y Chrome?

Y llegó el día en el cual Arrakis se encontró en el centro del universo, con todo lo demás girando a su alrededor.

De “El Despertar de Arrakis”, por la Princesa Irulan

El planeta Arrakis está situado en el sistema Canopus. Toda su superficie es arenosa, y sus vientos de Coriolis pueden arrancar la piel de los huesos. Aun así, el planeta Arrakis es el lugar más importante del Universo, pues es la cuna de la especie Melange.

Sin la especia, los navegantes de la cofradía no pueden desdoblar el espacio tiempo, y procurar viajes instantáneos. Sin la especia, las Hermanas Bene Geserit no pueden preparar sus pócimas de la verdad, y los Mentat dejarían de ser computadores humanos.

Y lo que es peor, todo el Imperio se vería privado de la droga que prolonga la vida.

No existe otro lugar en el Universo donde pueda producirse la Especia, salvo en Arrakis. La Especia debe fluir, y por ello el Padishah Emperador  Frederick Shaddam IV ha autorizado a las grandes familias a minar el planeta.

Tres casa compiten por Arrakis: los nobles Atreides, los insidiosos Ordos, y los perversos Harkonnen.

El dominio del Universo se decidirá sobre la superficie de Arrakis, o como lo llaman los nativos, Dune.

DuneLunas

¡POR EL DUQUE!

En contra de lo que pudiera parecer, Dune 2 (Westwood Studios, 1992) no es una secuela de  Dune (Cryo, 1992), sino un desarrollo paralelo comercializado por Virgin como tal.

Si este juego pasará a la historia, es por ser el primer juego de estrategia en tiempo real moderno que sentó las bases del género. Gracias a él vinieron los Command & Conquer, Starcraft, y el MMO número uno, el Word of Warcraft.

La mecánica del juego consiste en crear una base, para luego formar un ejército, y con él derrotar a las familias rivales.

Hay que gestionar el escaso espacio disponible sobre la roca  para edificar las instalaciones necesarias, pues no se puede plantar una fábrica en medio de la arena. Además, un edificio solo puede alzarse junto a otro, eso sin contar que antes hay que pavimentar la roca, o de lo contrario nos tendremos que gastar un dineral en mantenimiento. Si nos da la gana, podemos vender el edificio, con lo que recuperaremos parte de la inversión y el espacio que ocupa (ideal para cuando están a punto de derruirlo).

Duneplay

También hay que saber gestionar bien la electricidad de la base, pues a más fábricas y estaciones, más energía hará falta, y tendremos que levantar más trampas de viento. Por fortuna podremos desactivar los edificios que no utilicemos en momentos puntuales, aunque desactivar el radar justo antes de asaltar la base enemiga tal vez no sea buena idea…

No podría faltar la gestión económica: la cosechadora se encargará se recolectar la especia de la arena, la cual se canjeará por Solaris del Imperio cuando llegue a la refinería. Curiosamente, y si nos lo montamos bien, podemos causar un desequilibro que hará que la Especia entre a raudales a más velocidad de la que la podamos gastar. Para esas ocasiones se podrá construir unos silos para almacenarla.

Y por supuesto, el plato fuerte: la estrategia militar. Tendremos a nuestra disposición unidades a pie y motorizadas que entablarán combate con el enemigo. Cada unidad es fuerte contra otra, y se pueden utilizar sus diferentes características para ataques relámpago, superioridad numérica, emboscada, patrullas, reconocimientos, etc. Pero en el campo de batalla no solo hay que preocuparse del enemigo, también del propio Arrakis. Allá donde hay Especia, los gusanos de arena acuden a proteger su territorio. También son atraídos por las vibraciones rítmicas. Un gusano atraído por una batalla puede ser desastroso, pues le da por comerse todo lo que pille. Que un gusano se coma la cosechadora justo cuando no tienes dinero para fabricar otra da una alegría inmensa…

Gusano de arena irrumpiendo en una batalla dispuesto a merendarse cualquier unidad mecanizada que encuentre (preferiblemente las nuestras).

Gusano de arena irrumpiendo en una batalla dispuesto a merendarse cualquier unidad mecanizada que encuentre (preferiblemente las nuestras).

Como estratega, al principio de la partida puedes elegir a que familia servirás durante el resto del juego.

DuneCasas

Los Atreides son queridos por su pueblo. A mitad del juego, se aliarán con los nativos de Dune, los Fremen, que resultarán ser los guerreros más fieros del Universo. Como arma especial, tienen los ornitópteros, capaces de lanzar ataques aéreos sobre cualquier punto del mapa. Los Harkonnen son crueles y violentos. Pese a estar prohibido, lanzan ataques con atómicas, pues el Emperador hace la vista gorda. Es más, al final del juego tendrán a su disposición a los guerreros fanáticos Sardaurkar, los más temibles del Imperio. Los Ordos son plutócratas rastreros que cuentan con hombres bomba suicidas y gas que al inhalarse pervierte la lealtad, haciendo que las unidades cambien de bando.

¡EL GIGANTE HA DESPERTADO!

Partiendo de la iniciativa OpenDune, han conseguido ejecutar el Dune 2 en un navegador con soporte HTML5.

DuneIE10

El control tal vez resulte un poco ortopédico según los estándares de hoy día, pero es perfectamente jugable. Para controlar cualquier unidad o edificio, solo hay que tocar sobre ellas. A la derecha se abrirá un menú con las diferentes opciones, como fabricar, atacar, etc.

Para movernos por el mapa, podemos arrastrar el dedo por el mapa, situado a la derecha abajo. Podemos consultar a nuestro mentat (consejeros llamados “computadores humanos”, pues está prohibido todo tipo de inteligencia artificial) para que nos detalle las unidades y recursos a nuestra disposición, y en el menú de opciones, podemos hasta salvar partidas vía on-line en el servidor del juego.

Llama poderosamente la atención que al intentar ejecutarlo en un iPad no pasa de la pantalla de “Loading”, lo mismo que en un Androteléfono 4.1 y una Androtableta (tareas en las cuales ha colaborado el amigo Mahjong). En cambio, en Internet Explorer 10 funciona, ya sea en su versión X86 como en RT.

Ctitanic piensa que podría ir mejor en su Surface RT

Ctitanic piensa que podría ir mejor en su Surface RT

A ver si va a resultar que, tras tanta urticaria que causa el IE 10 en algunas personas, va a ser realmente el mejor navegador para tabletas, más compatible con los estándares más estandarizados.

Para jugar, tan solo hay que escribir www.play-dune.com en tu navegador. Aunque la pantalla se vea algo pequeña, no olvides que puedes hacer zoom en ella como en cualquier web.

Eso sí, tremendo trasfondo argumental parte, como ya sabrás, de la novela Dune escrita por Frank Helbert en 1965. Si la película Dune (David Lynch, 1984) te pareció un tostonazo, que eso no te eche para atrás de leerte el libro, una obra maestra de la ciencia ficción.

Recuerda, la Especia debe fluir.

Atreides, corto.

Por Exteban | Dejar un comentario | Etiquetas: , , , , , | Enlaza esta entrada

Deja un comentario  

Tu email nunca se publica o se comparte. Los campos obligatorios están marcados con *

*
:wink: :-| :-x :twisted: :) 8-O :( :roll: :-P :oops: :-o :mrgreen: :lol: :idea: :-D :evil: :cry: 8) :arrow: :-? :?: :!:
Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)