Acerca de...
El equipo
Encuestas
Política de privacidad
WinTablets

Encuesta

¿Cual crees que triunfará?

Ver Resultados

Cargando ... Cargando ...

últimas entradas importantes

Categorías

Archivos

28
Abr 2014
Análisisdispositivos de convergenciafuturoHardwareImportanteOpinionesPost-Hangout

¿Era post-PC? ¿Qué era post-PC ni qué ocho cuartos? (I)

Volviendo al trend-topic de la era post-PC, me gustaría expresar una serie de pensamientos personales sobre el tema. El que me conozca ya sabe que no voy a dejar títere con cabeza, así que, tenga razón o no, prepárate para adentrarte en lo más profundo de la psique pajero-mental del que esto escribe. Es un decir.

¿Era post-PC? ¿Qué puñetas es eso? ¿Se van a acabar los PC? ¿Cómo voy a hacer aplicaciones para un iPad? ¿Y para una máquina de vender refrescos? ¿Y la barrera que se levanta cuando sales del parking? ¿Y lo que te calcula la nómina va a ser también un teléfono inteligente o una tableta?

Nada, nada, a partir de ahora la Nasa va a utilizar iPad para calcular las trayectorias de sus satélites, y yo voy a escribir esta entrada desde mi Note 10.1 2014, no te jode. Con su pantalla de 5 pulgadas cuando tiene el teclado ese desplegado, y cuando lleve cinco minutos picando texto en él me dolerán las mollas de los dedos (pulpejos, idiota, pulpejos), y tendré una tortícolis del quince por tener el cuello inclinado hacia la mesa, por lo que nacerá una nueva enfermedad laboral llamada problema del túnel metatarpiano collar, “doctor, le duele la cabeza, ¿corto a la altura del cuello?”.

O si pongo la tableta a la altura de los ojos, entonces voy a tener que ir al gimnasio a entrenar para mantener los brazos en alto, o usaré un reposamanos tamaño XXL con extra de XXL, o lo que es peor, usaré un teclado BT de esos tamaño compresa con alas, evax microslim forte ultrafina a qué saben las nubes en el que se te van a hacer un nudo los dedos de tan juntos que están…

Hay que joderse con los tipos de márquetin, son capaces de envolver a su madre en papel de aluminio y venderla como un robot de cocina multiusos con amplia selección de recetas artesanas, o meter un zurullo de mierda en un bote y ponerle la etiqueta de fertilizante biológico sin procesar, déjese reposar un par de meses al aire libre una vez abierto antes de utilizar.

En fin, que no, que no me convence para nada. Yo en cuanto tengo que responder a un correo dejo la tableta a un lado y me voy al MAC, y si no tengo ganas, ya responderé.

Y si tengo que hacer algo serio, como escribir esto, me voy al PC, MAC en este caso. Mirad que tengo un Pro Retina, pero está cerrado al lado mientras uso el iMAC de 27”… ¿Sabéis por qué uso el grande? Por la altura del teclado. El grosor del Macbook es muy poco, pero suficientemente diferente de la altura de un teclado normal de MAC para que si tecleas durante mucho tiempo, las muñecas se resienten. Podría ponerme a escribir en el sofá, o en la cama que tengo y que hace de diván (y que reviento los fines de semana con el iPad en las manos), pero entonces hay otros problemas: dolores e incomodidades por posturas incorrectas…

Era post-PC. ¡Ja! Culodemono, que diría un amigo. Dile a un tío que está ocho o diez horas delante de una pantalla y un teclado, que use una tableta… A las dos semanas está de baja por la suma del problema metatarpiano, cervicales, lumbares y artrosis dactilar…

Bueno, podría ponerle un teclado y un ratón normales, y un monitor de los de toda la vida y… bueno, ya no sería una tableta, sería un PC… porque un PC es una caja con todas las cosas de procesador, memoria, etc, un teclado y un monitor… y ya hemos convertido un elemento post-PC, en, en, … bueno, en un PC que es post-PC pero ya no lo es… Uff, me lío con esto de las ontologías.

***

Entonces ¿qué? La hay o no la hay. Personalmente creo que no, que el PC seguirá usándose exactamente igual que antes y en los mismos lugares, o casi. Lo que hay en una chica nueva en la oficina, se llama FaralaTableta y es divina, y lo de divina va en serio.

En muchas casas había un PC, y en Estados Unidos no digamos. Todos recordamos esa cocina con un MAC al fondo (sí, un MAC es un PC, y un PC es un MAC, tanto monta monta tanto Isabel como Fernando, y dejemos de una puta vez las ontologías de lado). O el cuarto del adolescente granuloso y pajillero, con su cacharro en la mesa de hacer los deberes.

Aquí eso llego más tarde, y se solía colocar en el salón de casa. Una caja feísima con un monitor y un teclado, y no os cuento las hostias y peleas por conseguir tiempo de uso, igual que hacía unos años ocurría con los mainframes en las universidades, si es que la historia se repite como la fabada con chorizo asturiano.

El chaval/chavala (no queremos que el departamento de igualdad nos multe por ser machistas) necesitaba su tiempo de uso para hacer los deberes (el Messenger ¿era una tarea para casa?), la mamá para cotillear sus noticias, el papá para lo mismo, y de paso calentar el ambiente viendo unas cuantas tetas y culos fotochopeados a más no poder.

Ahora eso ha cambiado. En casa hay tabletas y teléfonos inteligentes (odio la palabra smartphone, y pero todavía odio más las de teléfono inteligente, Kit, ven a buscarme). Posiblemente siga habiendo un PC, seguro que con XP y lleno de malware y otra fauna causada por navegar tetas y culos, por mirar si tu ex-lo-que-sea te sigue teniendo en el messenger, o por ese libro de recetas gratis de la muette pero que venía en formato exe…

Y posiblemente los hijos tengan sus teléfonos, el padre y la madre ya no os digo, y haya una o dos tabletas rondando que te rondaré morena, aunque sean chinorris de esas que no son ni capaces de entrar en google, sobre todo si están plagadas de aplicaciones de tetas y de recetas de cocina en formato app que te piden acceso al alma cuando se suponen que son un mero libro electrónico, o del “espía whatsapp, sabe qué dicen de ti tus amigos suscripción de SMS premium incluida tu no tienes que hacer nada, ya nos los enviamos y recibimos nosotros solos sin tu intervención”.

¿Eso es la era post-PC? No, eso es la era teléfono móvil y tableta. Evidentemente que hay más miles de millones de hogares que empresas, y a esos hogares hay que decirles que el PC está muerto, que ahora lo que mola es la tableta o el teléfono y la suscripción en la nube, y ya de paso no me va a hacer falta que entre en tu casa para saber tus datos, ya me los das tu de forma voluntaria y automática.

En fin, que viva el marquetín y las madres-robot-cocinadoras.

***

¿Aporta algo nuevo la mal llamada era post-PC? Pues claro que sí, y supone una evolución y un cambio más que radical en la forma en la que la gente hace las cosas.

Ha supuesto un cambio radical en las cosas en las que *yo* hago las cosas. Ahora paso menos horas delante del PC (MAC en este caso). Las tabletas cubren el 90% de mis requisitos que antes hacía con el PC.

Yo sí que he estado muchos, pero que muchos años detrás del iPad. Cuando mi poder adquisitivo me lo permitió tuve acceso a un Windows Mobile (bueno, fueron dos), y luego a un Tablet-PC (otro de la era post-PC), un UMPC (sí, esos de 8 pulgadas con XP Tablet dentro que… bueno, servían para lo que servían), un puñado de lectores de libros electrónicos (el primero fue un iLiad, quizás de los primeros en España en traerlo de Holanda), otro de teléfonos, ejem, inteligentes, y alguna tableta…

¿Y sabéis? Todos ellos han sido la insatisfacción más insatisfecha del mundo mundial. Todavía lo son, pero en menor grado. Muchos de esos cacharros eran mierda, pura y dura mierda construidos para vender y luego si te he visto no me acuerdo.

No quiero hablar de rendimiento, de duración de batería, de falta de software específico. No veáis la mala sangre que se me hacía y se me hace. Si fuera rico y viviera en USA habría demandado a todas y cada una de las empresas de las que he tenido alguno de esos cacharros.

Por mentir, por engañarnos vendiendo un tarro de mierda como abono biológico.

No obstante, estamos al borde de la trascendencia, no al de la era post-PC, no, sino a la de “por fin tengo una puta tableta y un puto teléfono que hacen todo lo que yo quiero”.

En otras palabras, a la madurez de todo esto, que repito no es post-PC, sino más bien era PC-plus (que dijo Ctitanic el otro día), o más bien era PC plus Tableta plus Teléfono.

Siempre he buscado unos objetivos, aun si saber cómo los quería, sí que sabía lo que quería:

  • Pantalla de calidad.
  • Rendimiento adecuado.
  • Duración de batería razonable.
  • Funcionalidad adecuada.

Casi todos son conceptos, ¿vale? Son relativos, no absolutos. A lo mejor para ti el segundo punto significa poder calcular los primeros cien billones de dígitos de PI, o el tercero tener cinco meses de duración de batería. En ese caso, sigue esperando.

Para mi significan poder leer texto sin ver el pixelado (y no me refiero a leer libros, me refiero a leer lo que sea que se muestre en pantalla). Significa no tener que esperar más de cinco o diez segundos a que se me abra el programa que quiero usar. Significa poder estar echado todo el día en el sofá sin tener que poner a cargar el trasto que esté usando. Significa que haya aplicaciones con valor añadido, que me sean útiles y mejoren mi experiencia de usuario frente al navegador normal o al PC.

Creo que son objetivos razonables. Del parque actual, hay muy pocos elementos que cumplan ese objetivo, de hecho solo hay uno: el iPad (podríamos decir que a partir del iPad 3).

En el rango de los teléfonos creo que solo se libra, y de refilón, el Galaxy Note 3, pero ojo, sin 3G. La batería le dura, así, una semana en reposo y una diez o doce horas de pantalla.

***

¿Sabéis cuál sería mi tableta perfecta? El iPad con el palito del Galaxy Note 10 2014 y el software de anotado que viene con dicho palito.

¿Sabéis cuál sería mi teléfono perfecto? El iPhone con el tamaño de pantalla del Galaxy Note 3, su duración de batería sin 3G y el software de anotado (y el palito correspondiente, claro está).

¿Adivináis que estoy usando ahora de forma diaria?

Efectivamente, el Note 3 como lector de libros, navegador de noticias (léase Feedly, Zite, Flipboard, …), y el iPad como lector de PDF gordos (como los libros técnicos y mis escaneos de la primera edición de Saenz de Jubera de Verne).

***

¿Sabéis qué le falta a Apple para triunfar de nuevo. Lo dicho: un iPad e iPhone con palito y con software de anotado. Y un iPhone con pantalla de al menos 5.5 pulgadas. Evidentemente, deben mantener una versión más pequeña para la gente a la que le guste que le quepa el teléfono en el bolsillo, pero también deben tener uno más grande.

¿Sabéis quién iría a hacer cola a una tienda Apple si el iPhone 6 tuviera seis pulgadas de tamaño? ¿Sabéis quién, aparte de ponerse a la cola de la tienda, daría de hostias para entrar el primero si saliera un iPhone 6 con lo anterior y con palito, o un iPad con palito?

Si es que, al final, soy un p*to fanboy de mi*rda. :-)

Pues eso. Viva la era PC+Tableta+Teléfono.

***

¿Y el futuro? En el próximo capítulo.

Por RFOG | 16 Comentarios | Enlaza esta entrada
contacto@wintablet.info tema WinTablet.info por Ángel García (Hal9000)